Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
NOTICIAS Y RODAJES

El tesoro perdido de Rodolfo Valentino

El Museo del Cine de Holanda rescata 'Más fuertes que su amor', la película que el galán rodó con Gloria Swanson en 1922

En 1922 los reyes del glamour mudo de Holly-wood, Rodolfo Valentino y Gloria Swanson, rodaron su única película juntos, Más fuertes que su amor. Aunque el estreno fue todo un acontecimiento, la cinta se perdió y el título cayó en el olvido. Pero el legado de un coleccionista al Museo del Cine de Holanda ha permitido recuperar una copia del largometraje que, 83 años más tarde, vuelve a las pantallas con honores de estreno y se edita en DVD.

Las películas de los 30 primeros años de la historia del cine son terreno abonado para los cazadores de tesoros: se calcula que el 80% de los largometrajes rodados en ese tiempo se ha perdido. La desaparición de las empresas que las produjeron, la destrucción poco ordenada de las copias y, sobre todo, el deterioro del celuloide en el que estaban impresas explican el escueto legado de los pioneros del cine. Más fuertes que su amor (Beyond the rocks) era uno más de esos títulos desvanecidos. Lo produjo la compañía Famous-Lasky, una de las grandes empresas de Hollywood cuando el cine aún guardaba silencio y que ahora se conoce por Paramount. Los protagonistas eran las dos grandes estrellas del estudio, Rodolfo Valentino y Gloria Swanson. El director fue Sam Wood, quien más tarde rodaría, por ejemplo, muchas cintas de los Hermanos Marx.

Pero, a pesar del relumbrón, en los últimos 80 años sólo la Swanson habló de ella. Recordaba la expectación del público ante la única ocasión en que coincidió con el gran galán del celuloide. Ella tenía 25 años, él, 27; ella era la reina de la Paramount y encarnaba como nadie el papel de diva de Hollywood, él acababa de estrenar El caíd y se había convertido en el primer mito erótico universal. Se dice que en los ratos libres del rodaje se escapaban para jugar al tenis, montar a caballo y lamentar sus matrimonios rotos. Incluso años más tarde, cuando Swanson se retrata a sí misma en El crepúsculo de los dioses (1950), hace un guiño a su relación con Valentino al explicar que su salón de baile está alicatado porque él le decía que los azulejos eran lo más adecuado para el tango. Sin embargo, en el archivo del estudio no había copias de la película y Más fuertes que su amor se dio por perdida.

Y así ha sido hasta hace pocas fechas. En 2000, el Museo del Cine de Holanda heredó varios cientos de bobinas de películas de un coleccionista privado. Cuando los conservadores del centro apenas habían empezado a catalogar esta ingente cantidad de material, identificaron un par de trozos de Más fuertes que su amor, pero tuvieron que pasar tres años hasta que lograron dar con otros retales con los que completar la película casi íntegramente.

La cinta narra la historia de una joven inglesa (Swanson) obligada a casarse con un maduro rico para salvar la situación económica de su familia. En plena luna de miel conoce por azar a un joven lord (Valentino) del que se enamora perdidamente. El marido se entera de la situación y decide sacrificarse enrolándose en una expedición africana. En el periplo muere asesinado por un grupo de bandidos dejando vía libre a los jóvenes amantes. En definitiva, un folletín de la época que atrajo a miles de fans, pero que mereció duros comentarios de los críticos -que, por lo general, despreciaban a Valentino- e incluso alguna sonora mofa.

Nada que ver con el respeto y fascinación con que se acoge ahora. La semana pasada se presentó oficialmente en el teatro Tuschinski de Amsterdam y en mayo se estrena comercialmente en el país. Incluso se planea una proyección en la nueva sección de clásicos del Festival de Cannes, que se celebra el mes que viene, y una edición en DVD. Después de 83 años, Valentino y Gloria Swanson no sólo han sido más fuertes que su amor sino que del propio paso del tiempo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de abril de 2005