Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El consejo de Telemadrid defiende el polémico reportaje sobre el 11-M

El Consejo de Administración de Telemadrid, con los votos a favor de los representantes del PP y la oposición del PSOE e IU, respaldó ayer el documental Cuatro días que cambiaron España, emitido por la cadena autonómica el pasado día 14 con motivo del primer aniversario de los atentados de Atocha. Los vocales del PSOE e IU exigieron la dimisión del jefe de informativos, Agustín de Grado, y del autor del trabajo, José Antonio Ovies, ante la "evidente manipulación informativa".

Los propios trabajadores de Telemadrid consideraron que el documental fue "el culmen de la tergiversación con fines partidistas" y criticaron el "sesgo político que sufre toda la información de la radio y televisión pública madrileña". Además de exculpar al Gobierno del PP de toda responsabilidad en el tratamiento de la información entre el 11 y el 14 de marzo, el reportaje criticaba la labor desarrollada por la cadena SER.

El consejo de Telemadrid, donde el PP goza de mayoría absoluta, consideró que el trabajo se realizó "con el máximo rigor informativo" y "sin tergiversaciones de los datos". En un comunicado difundido ayer, este organismo calificó de "lamentable" que en el programa de TVE 59 segundos se debatiera sobre el reportaje de Telemadrid sin haberlo emitido previamente y condenó el "acoso injustificado" a la cadena autonómica.

Por otro lado, los socialistas de Madrid propondrán al Gobierno regional de Esperanza Aguirre un pacto para combatir la "manipulación informativa" y garantizar el pluralismo en Telemadrid. El acuerdo que plantea Rafael Simancas, secretario general del PSM-PSOE, abarcará también medidas para parar "la sangría económica" y garantizar el futuro empresarial de la cadena autonómica de televisión, que al cierre del pasado ejercicio situó la deuda acumulada en torno a los 154 millones de euros, según los socialistas. Paralelamente, Telemadrid recibió de la Comunidad 10 millones de euros más de los previstos en 2004, que fueron necesarios para enjugar las pérdidas provocadas por la caída de la audiencia, que bajó al 14,9%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 29 de marzo de 2005