Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE denuncia que el coste para mantener el Retiro se ha duplicado

El Ayuntamiento de Madrid, gobernado por el PP, gasta al año 2,5 millones de euros para pagar a varias empresas que se encargan del mantenimiento de las 118 hectáreas del parque del Retiro, el más emblemático de Madrid. Esa cifra no incluye los trabajos de jardinería y limpieza, que son realizados por funcionarios municipales (salvo los fines de semana), sino otros para la conservación de las bocas de riego, las farolas, las fuentes, los bancos, las papeleras o las zonas de juegos infantiles, además de la vigilancia, el transporte de residuos y la conservación de maquinaria.

Ahora, la Concejalía de Medio Ambiente ha decidido unir todos esos contratos en uno solo (que ya ha salido a concurso) y adjudicarlo a una única empresa. Pero el monto que ofrece a cambio (4,5 millones), más las partidas que continuará abonando a varios de los aún adjudicatarios -porque algunos contratos no vencen hasta 2006 o 2007-, duplica el gasto actual: serán 5,4 millones de euros anuales.

"El coste se dispara y eso no redundará en un mejor mantenimiento del parque: hace tiempo que prometen nuevos cuidados y el estado del Retiro sigue siendo lamentable", denuncia el concejal socialista Pedro Santín, que acusa al gobierno dirigido por Alberto Ruiz-Gallardón de hacer "contratos a la carta" en beneficio de las empresas.

El director general de Patrimonio Verde, Federico Sepúlveda,admite que el gasto en el Retiro va a pasar este año de 2,5 a 5,4 millones. Pero sostiene que "el parque lo merece". "El Retiro es el parque más importante de Madrid, es monumento histórico-artístico y tiene millones de visitantes al año. Creemos que merece estar en las mejores condiciones de conservación. Y eso requiere un esfuerzo presupuestario. Es una apuesta seria", argumenta.

Zonas terrizas

Sepúlveda alega también que el nuevo contrato incluye prestaciones que ahora no existen, como la renovación periódica de las praderas y, sobre todo, "el mantenimiento de zonas terrizas", es decir, todos los caminos y viales no pavimentados del parque, que según él necesitan "una atención específica" y que suman 54 hectáreas. "¡Pues sí que hay zonas terrizas en el Retiro! ¡Y sí que cuesta dinero conservarlas!", ironiza el socialista Santín.

Santín asegura que lo que el Ayuntamiento va a hacer con el contrato de mantenimiento del Retiro "se parece mucho" a lo que ya hizo con el del parque Juan Carlos I hace tres meses: "En diciembre de 2004 adjudicó la conservación de ese parque por un monto anual de 7,8 millones, cuatro veces más de lo que costaba hasta entonces", subraya. El director general de Patrimonio Verde no entra a cuestionar los números, pero insiste en que, en ambos casos, lo que pretende la concejalía es mejorar el estado de conservación de los parques volcándose en un "esfuerzo presupuestario". "Invertir en zonas verdes es invertir en calidad de vida", zanja Sepúlveda.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de marzo de 2005