POLÍTICA CIENTÍFICA | CSIC

Una evaluación europea critica la rigidez del sistema español

E l sistema científico español es rígido y demasiado burocratizado. Esta es la conclusión negativa a la que ha llegado un comité de diez investigadores de elite de la Organización Europea de Biología Molecular (Embo, en sus siglas en inglés) después de evaluar, a comienzos de mes, en Madrid, la calidad del Centro Nacional de Biotecnología (CNB), a petición del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Lo positivo es que el CNB está al mismo nivel que las mejores instituciones científicas del mundo en su disciplina. "Es un centro excelente, no esperábamos encontrar esta calidad en todos los programas de investigación y todo el instituto", comentó al término de su visita de tres días al CNB Moshe Yaniv, investigador del Instituto Pasteur (Pasteur) y director del comité evaluador formado por Embo, un organismo independiente de enorme prestigio que cuenta entre sus filas con una treintena de premios Nobel.

Después de requerir todo tipo de información sobre los presupuestos del centro, los programas científicos, las instalaciones o el personal, de revisar los trabajos publicados por sus investigadores y de entrevistarse con representantes de todas las categorías de trabajadores, el diagnóstico del comité de evaluación es que en el CNB no sólo se realiza buena ciencia, sino que esta va de la más básica a las aplicaciones más concretas. Igualmente, se mostró sorprendido por "la selección de excelentes científicos y la formación de los estudiantes" y valoró en gran medida "el entusiasmo de la gente por conseguir financiación extranjera en Europa".

La otra cara de la moneda, según Yaniv Pasteur, es que los científicos deben pelearse por los proyectos internacionales porque España no aporta suficientes fondos económicos. Además, Yaniv no dejó de criticar tampoco la rigidez y el exceso de burocracia de un sistema científico español, "muy centralizado y muy controlado". "El gran poder de las universidades americanas es que pueden elegir ellas solas", subrayó. Y como prueba de la rigidez y el exceso de burocracia del sistema, el director del comité de evaluación incidió en el hecho de que haya que pasar por varias ventanillas para poder comprar cualquier equipamiento.

Por su parte, el director ejecutivo de Embo, Frank Gannon, aseguró que "la ciencia española va por buen camino", pero recalcó que los científicos nacionales deben competir con los de otros países que dedican un porcentaje mucho mayor de su PIB a esta materia. Carlos Martínez, presidente del CSIC, expresó su intención de que los casi 130 centros de dicho organismo sean también evaluados por organizaciones independientes, así como los futuros planes estratégicos de las distintas áreas científicas.

Juan Antonio García, científico del CNB, en el laboratorio.
Juan Antonio García, científico del CNB, en el laboratorio.M. ESCALERA

Sobre la firma

Clemente Álvarez

Es el coordinador de la sección de Clima y Medio Ambiente de EL PAÍS y está especializado en información ambiental, cambio climático y energía. Ha trabajado para distintos medios en España y EE UU, como Univision, Soitu.es, la Huella en La2 de TVE... Fue también uno de los fundadores de la revista Ballena Blanca.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS