Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Nubarrones el Domingo de Ramos

Los expertos destacan que predecir el tiempo con total exactitud es una tarea casi imposible

"Cielos muy nubosos en el tercio occidental, precipitaciones en el oriental. Descenso de las temperaturas en la mitad occidental y ascenso en la oriental". Éstas eran las predicciones anotadas en un papel en el Centro de Meteorología en Andalucía occidental y Ceuta para el comienzo de la Semana Santa. Aunque los responsables destacan que la meteorología "no es ni mucho menos una ciencia exacta", los mapas colgados ayer en las paredes del centro, situado en Sevilla, dibujaban lluvia para los primeros días de fiesta en Andalucía occidental.

Sólo para el comienzo, porque para saber lo que pasará los días siguientes habrá que esperar las predicciones que se realicen el fin de semana. "Desde aquí nosotros hacemos las predicciones para hoy y mañana y, en consenso con el centro de Madrid, realizamos las predicciones de los próximos días cinco días", contó el director del Centro, Luis Fernando López Cotín.

A su lado, el delegado del Gobierno en Andalucía, Juan José López Garzón, quien ayer acudió al centro meteorológico, atendía las explicaciones de los expertos que las 24 horas del día se encargan de estudiar el tiempo en la parte occidental de Andalucía, en Ceuta y en Extremadura. La parte oriental de Andalucía se realiza desde Málaga y desde el centro de la capital de España se coordinan todos los datos.

Ayer, los expertos recalcaron en Sevilla la dificultad de predecir el tiempo exacto. "La incertidumbre es elevada, nosotros utilizamos un modelo numérico de predicción de datos que nos remiten desde el Centro Europeo de Predicción de Plazo Medio situado en Reading, cerca de Londres. Se pronostica el tiempo de los próximos días a partir de la observación del tiempo de hoy. Por eso si dibujamos un mapa del tiempo para dentro de cuatro días y señalamos que el lunes hará un tiempo determinado, partimos de lo que vemos hoy. Si mañana nos envían un mapa con un tiempo totalmente diferente, los cálculos cambiarán y la predicción del tiempo del lunes podrá ser del todo diferente a la que hicimos el día anterior", explica el jefe de predicciones del centro sevillano, Francisco Montero.

Predecir el tiempo con exactitud es por lo tanto algo casi imposible, según los expertos, que buscan en los mapas que el dibujo se repita varios días para acertar "con una fiabilidad medianamente aceptable".

Montero, que lleva más de 35 años mirando a los diferentes mapas y al cielo para calcular la temperatura, añade que el "factor que más influencia en el tiempo es el viento".

Explica que los cambios tan bruscos de temperatura sufridos los últimos días en el país son consecuencia del "cambio de regímenes de vientos del polo norte al mediterráneo, algo propio de esta época". Para Montero, aunque no siempre se acierte y se cometan "fallos", cada vez se tienen más medios para calcular con la mayor precisión esta "ciencia inexacta". "Es un milagro que existan mapas como los que recibimos hoy. Hace 30 años no soñábamos con nada que se pareciese a esto", añade.

Aparte de los mapas, las 20 personas que predicen el tiempo en el centro de la capital andaluza también cuentan con radares situados en las diferentes provincias que les avisan de que las precipitaciones se acercan.

En el centro, en el que trabajan cerca de 50 personas, también se estudia la climatología, el tiempo pasado, aunque lo que levanta más expectación es el tiempo futuro. Los profesionales reciben muchas llamadas de familias que van a celebrar bodas, comuniones o bautizos y que no se conforman con vaguedades.

Aunque para Montero la predicción es muy subjetiva. "Cada persona que llama quiere algo exacto, el tiempo de donde está. No comprenden, por ejemplo, que las tormentas son dispersas y que puede estar cayendo aquí una tromba de agua impresionante y que en el jardín de su casa no ocurra nada o viceversa".

Dónde si hay que ser rigurosos y precisos es en el tiempo de los aeropuertos, explica la experta Almudena Paúl. "Desde Sevilla se controlan los aeropuertos de San Pablo, de Jerez, Córdoba, Talavera y las bases de Rota y de Morón. En estos casos se hacen predicciones a muy corto plazo, cada nueve horas para acertar con total seguridad", declara. Moreno concluye que predecir el tiempo con un mes de antelación es como "tirar un dado" y por ello previene a "los agricultores andaluces que compran mapas con tres meses de tiempo a consultoras americanas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de marzo de 2005