Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La línea 7 de metro tendrá una estación más en San Fernando de Henares

Dará servicio a un nuevo barrio de 4.000 casas

La consejera de Transportes, María Dolores de Cospedal, anunció ayer que la ampliación de la línea 7 de metro contará con una nueva estación, que dará servicio a un nuevo barrio en San Fernando de Henares con 4.000 viviendas. La estación se ubicará entre la proyectada cerca del futuro hospital de Coslada y otra que se situará al final de la avenida de San Sebastián, por lo que esta nueva parada no supone la construcción de más kilómetros de metro.

La ampliación de la línea 7 de metro ha sido denominada por la Consejería de Transportes e Infraestructuras como Metro Este. Con la construcción de esta nueva estación, la ampliación supone un total de 10 paradas. Tres de ellas estarán ubicadas en el municipio de Madrid, cuatro en Coslada y tres en San Fernando de Henares.

La nueva estación estará situada en la confluencia de la avenida de Algorta y la carretera de Mejorada del Campo. La ampliación de la línea 7 de metro ha sido muy polémica puesto que, en principio, los planes de la presidenta del Gobierno regional, Esperanza Aguirre, eran dotar la ampliación de tan sólo ocho estaciones, de tal forma que la última de ellas distaba cerca de 500 metros del futuro hospital de Coslada. Más tarde, la presidenta rectificó y decidió alargar en 1,2 kilómetros la ampliación para abrir una nueva estación que, previsiblemente, se situará en el aparcamiento del nuevo hospital.

Ahora se anuncia la construcción de un nuevo apeadero para dar servicio a un desarrollo urbanístico que se situará entre el cerrillo del Tesoro y el cerro de la Herradura. Este barrio contará con 4.000 viviendas.

Según De Cospedal, esta nueva estación no supondrá retrasos en la puesta en marcha de la futura línea, prevista para la primavera de 2007, aunque esta nueva estación y la del hospital de Coslada no entrarán en funcionamiento hasta el final de ese mismo año o a principios de 2008, cuando el proyectado barrio esté ya habitado y se ponga en marcha el centro hospitalario.

La ampliación de la línea 7 contará con una estación cercana al Estadio de la Comunidad (La Peineta) y otras dos que se ubicarán en la futura villa olímpica. Estas dos últimas sólo se pondrán en funcionamiento en caso de que Madrid sea elegida como ciudad olímpica en julio de este año, aunque los huecos quedarán hechos para poderse convertir en estaciones en cualquier momento si esos terrenos terminan por ser urbanizados. La estación ubicada en La Peineta tendrá un diseño capaz de evacuar a miles de pasajeros en pocos minutos.

En el municipio de Coslada, las estaciones estarán situadas en la avenida de España, en el intercambiador de la estación de cercanías y en la calle de Honduras.

La consejera De Cospedal señaló que "Metro Este es uno de los mayores proyectos dentro del plan de ampliación de la red por su largo trazado y porque beneficiará a más de 120.000 ciudadanos del este de Madrid".

La nueva estación y la que se abra junto al hospital de Coslada incrementan en 1,2 kilómetros el trazado proyectado. Ambas paradas encarecerán, además, el presupuesto en 50 millones.

Más de 480 millones

El presupuesto total de la ampliación de la línea 7, según la Consejería de Transportes e Infraestructuras, superará los 480 millones de euros entre la obra civil, las instalaciones, las asistencias técnicas y el material móvil.

La licitación de la obra que llegará al anillo olímpico se ha realizado 10 meses antes de la decisión del Comité Olímpico Internacional sobre la candidatura de Madrid.

Según la consejera, "esta nueva línea suburbana dará respuesta a una de las necesidades básicas de los municipios de Coslada y San Fernando de Henares, cuyo desarrollo ha sido continuo desde los años noventa, lo que, unido a una industria especializada en distribución de mercancías y al aumento del tráfico de camiones, ha provocado graves dificultades de accesibilidad".

Además, según la consejería, en la ampliación de esta línea de metro se ha tenido en cuenta la planificación de la Comunidad de Madrid con el resto de redes de transporte público, lo que permitirá que una de las estaciones de Coslada se convierta en un intercambiador con las líneas C-1, C-2 y C-7 de cercanías.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de marzo de 2005