MÚSICA DIGITAL

Los aficionados financian en ArtistShare el disco de sus músicos

Maria Schneider ganó un 'grammy' por un álbum de jazz que nunca ha llegado a las tiendas

Maria Schneider ganó un grammy hace unas semanas por su álbum de jazz Concert in the Garden. Lo curioso es que nunca se ha visto en las tiendas de discos, se ha distribuido exclusivamente a través de la página ArtistShare. Más aún, los fans de Schneider pagaron antes de que se grabara el disco.

La gala anual de los Grammy -premios de la música de la industria norteamericana-, aparte de agasajar lo último de Ray Charles, puso de manifiesto que la revolución musical de Internet toca también a la relación de los artistas con su público. La Academia no tuvo empacho en dar un premio a una artista, Schneider, cuyos discos no han llegado a las tiendas.

Lo particular del sistema de ArtistShare no es que los discos se distribuyan únicamente desde Internet -hay otros grupos que lo hacen-, sino el hecho de que los fans compran los discos antes de que hayan sido grabados. A esto se añade la posibilidad de acceder a toda una serie de materiales del artista, como arreglos, comentarios personales, partituras, etcétera. Cada una de las opciones tiene un precio.

Más información
Grupos musicales abrazan el 'copyleft' para hacerse escuchar por cauces alternativos
ARTISTSHARE:
MARIA SCHNEIDER:

Los seguidores no pagan por el CD material sino que su dinero subvenciona el proyecto artístico de, en este caso, la autora; así lo entiende y escribe en su sitio web un aficionado a la música de Schneider.

La idea de ArtistShare procede de Brian Camelio, músico y programador neoyorquino de 39 años que se lanzó a montar el negocio tras escuchar repetidamente de boca de amigos músicos las miserias y penurias por las que pasa un artista que la MTV no haya consagrado.

"ArtistShare ofrece a los músicos una completa libertad artística, solvencia financiera y la posibilidad de construir un fuerte lazo con sus fans", escribe Camelia a través del correo electrónico.

Los artistas producen sus propios discos y ArtistShare los distribuye a través de su plataforma a cambio de una factura inicial y el 15% de los ingresos por sus ventas. El resto va a parar al bolsillo del músico. Actualmente son nueve los músicos que distribuyen algunas de sus obras en ArtistShare, entre ellos el guitarrista Jim Hall y el trompetista Brian Lynch.

El artista se lo guisa, sus seguidores se lo comen, y ArtistShare se queda con un pequeño margen por la transacción. "El margen de beneficios es mucho más alto", explica Camelio. "En realidad es el opuesto al de los contratos tradicionales [con las discográficas los artistas obtienen normalmente entre el 10% y el 15% de las ventas; con ArtisShare entre el 85% y el 90%] y, además, no hay ventas anónimas", para lo que se usa un sistema llamado Artist-Track, que está pendiente de patente.

Límite de 10.000 copias

Concert in the Garden, el disco por el que Schneider consiguió el grammy al mejor gran conjunto de jazz, fue publicado en ArtistShare a principios de julio de 2004 -el primero que se distribuyó-. Para entonces la artista ya había recaudado 33.700 dólares en pedidos por anticipado del álbum y por otros conceptos de su obra.

Schneider había establecido un límite de 10.000 copias en CD e iba camino de amortizar los 87.000 dólares que le había costado la grabación, pagada de su bolsillo. Un resultado muy diferente del conseguido con sus tres álbumes previos, de los que vendió un total de 20.000 copias -cifra habitual en jazz-, aunque sólo pudo recuperar su dinero en uno. "El fan paga en función de lo que le ofrece el artista", explica Camelio. "Gracias a ello, puede experimentar directamente la creación de la obra". Hay más de media docena de versiones de Concert in the Garden en la página web de Maria Schneider con precios muy diferentes.

Por 9,95 dólares se descarga una versión en MP3 del disco, con una calidad de 128 kilobits por segundo (kbps) además del libreto del CD. Ciberp@ís probó el sistema y la descarga de la música fue inmediata. Por 111,95 dólares se recibe por correo un CD y se tiene acceso en la web a arreglos musicales de la autora y comentarios propios sobre su obra. Además, se ofrece la posibilidad, si así lo quiere el financiador, de recibir un crédito al final del proyecto, de modo que su nombre figura en una página.

Con toda intención, en el sitio de ArtistShare llaman a los discos proyectos, y participante en lugar de compradores a quienes adquieren un disco.

"El proyecto está financiado directamente por los fans, y el artista permanece como el propietario de su trabajo", explica Camelio, a diferencia de lo que ocurre con el modelo de las compañías discográficas, que controlan los derechos de autor del artista.

"Lo que hemos conseguido con Maria es histórico y todavía nos quedan muchas sorpresas por desvelar", anuncia el fundador de ArtistShare.

ARTISTSHARE: www.artistshare.com MARIA SCHNEIDER: www.mariaschneider.com

Maria Schneider.
Maria Schneider.LOURDES DELGADO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS