Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU envía aviones espía desde Irak para vigilar Irán

Estados Unidos ha utilizado aviones espía no tripulados sobre Irán para buscar indicios de posible actividad de desarrollo de armas nucleares en este país y para detectar sus defensas aéreas. Los aviones despegaron desde instalaciones militares norteamericanas situadas en Irak.

Estos aviones, de pequeño tamaño y sin piloto, utilizan radares, vídeos y fotografías para buscar pruebas de la actividad nuclear iraní imposibles de detectar desde un satélite, según indicaron tres fuentes distintas.

Dada la inexistencia de relaciones diplomáticas entre Irán y Estados Unidos, Teherán se ha valido de varios intermediarios suizos para protestar por lo que considera incursiones ilegales en su espacio aéreo.

Estos aviones espía sin piloto fueron localizados por primera vez por civiles iraníes en diciembre, cuando entre la población y en la prensa surgieron rumores que apuntaban incluso a la existencia de ovnis sobre el país.

Numerosos ciudadanos iraníes que viven próximos a la frontera con Irak y al mar Caspio dijeron haber visto luces rojas en el cielo y rayos verdes y azules. La agencia espacial iraní comenzó a investigar el caso, varios astrónomos fueron consultados y el Gobierno firmó un acuerdo con un grupo de expertos rusos para que empezaran a estudiar el fenómeno.

Pero el misterio fue finalmente solventado por comandantes de la fuerza aérea iraní, que identificaron a los aviones espía a finales del mes pasado.

Caída de Bagdad

Altos oficiales estadounidenses han indicado que los aviones espía fueron enviados por primera vez a Irán en abril de 2004, y después, en diciembre y enero.

Otro oficial estadounidense indicó al diario que Irak fue utilizado como base de operaciones de espionaje contra Irán al poco tiempo de que las fuerzas de EE UU tomaran Bagdad.

Desde entonces se empezaron a emplear también los aviones espía, según las mismas fuentes, aunque su uso se hizo más regular desde el pasado año. El último de los aviones fue avistado el pasado mes de enero. "Para nuestra fuerza aérea está claro que la intención de estos vuelos", indicó un oficial iraní, "pretenden que nosotros pongamos en marcha nuestros radares".

"Al provocar que los iraníes activen sus radares", indicó un oficial estadounidense retirado, "podemos aprender mucho sobre sus sistemas de defensa, podemos saber incluso cuáles son sus puntos débiles".

En la Administración del presidente George W. Bush se tiene la convicción de que Irán usa sus programas de energía nuclear para fabricar armas, pero aún no ha encontrado prueba alguna al respecto. El secretario de Defensa de Estados Unidos, Donald Rumsfeld, y la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, indicaron la semana pasada que no hay previsto "de momento" un ataque inminente sobre Irán.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 14 de febrero de 2005