Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez Monteseirín defiende la "discriminación positiva" del plan de regeneración de barrios

La oposición critica que las obras benefician a las zonas que votan al PSOE

Alfredo Sánchez Monteseirín defendió ayer la "discriminación positiva" que supone el Plan de Barrios, una inversión de 57,6 millones de euros para regenerar 22 barriadas de Sevilla. Según la oposición, las actuaciones previstas se centran en zonas en las que el PSOE saca más votos y no contemplan a los barrios más afines al PP o al PA. El alcalde señaló ayer que el plan se enmarca dentro de la nueva ley urbanística de la Junta, que permite sufragar obras de rehabilitación con dinero del patrimonio municipal del suelo pero sólo en "zonas degradadas". "No es justo tratar igual a los que son desiguales", señaló Monteseirín.

La Junta de Gobierno del pasado miércoles aprobó provisionalmente el Plan Especial de Rehabilitación de Zonas Degradadas de Sevilla, conocido como el Plan de Barrios. El proyecto contempla una inversión de 57.680.000 euros entre 2005 y 2007, repartida en 55 actuaciones que llegarán a 22 de los 27 barrios ciudad que recoge el nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU).

Para sufragar las obras, el Ayuntamiento se ampara en el artículo 14 de la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA), que permite invertir dinero del patrimonio municipal del suelo en la "mejora, conservación y rehabilitación de zonas degradadas o de edificaciones de la ciudad consolidada". Hasta ahora, el suelo del patrimonio municipal sólo se podía usar para construir viviendas de protección oficial.

Según el equipo de gobierno, la relación de obras ha sido elaborada por los técnicos de la Gerencia de Urbanismo para que se ajusten a este artículo de la LOUA y son zonas que ya se definen como de especial necesidad de actuación en el documento de aprobación inicial del PGOU. "Sería injusto e ilegal plantearnos un tratamiento igualitario para todos los barrios. La ley dice que tienen que ser zonas especialmente necesitadas, tanto e términos urbanísticos como socioeconómicos", señaló Monteseirín.

"Quien plantee la posibilidad de hacer un tratamiento de todos por igual con estos fondos, o ignora el instrumento que estamos usando o lo que es más probable, pretende engañar a la opinión pública", señaló el alcalde en referencia al PP, que ha criticado el listado de barrios porque, a su juicio, coincide con las zonas más afines políticamente al PSOE.

El portavoz popular, Jaime Raynaud, volvió a exigir ayer que las obras lleguen a todos lo barrios. "Que se hagan en Torreblanca, pero también en Los Remedios", señaló en referencia a una de las zonas "marginadas" y que son feudo electoral popular.

El alcalde, sin embargo, insiste en que los criterios para seleccionar las zonas beneficiadas por el plan son exclusivamente "técnicos". Se trata, según Monteseirín, de una inversión extraordinaria "que no sustituye a la acción ordinaria" prevista en los presupuestos municipales, que destinan ocho millones de euros para obras de mantenimiento y 15 para actuaciones repartidas por toda la ciudad. "Esto es un añadido, un además de", apuntó el alcalde.

Según adelantó Monteseirín, Urbanismo ha admitido la mayoría de las alegaciones presentadas por los vecinos durante el mes de exposición pública del plan. La inversión más importante está prevista en el Parque Alcosa y Jardines del Edén, donde se gastarán 6,5 millones de euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de febrero de 2005