_
_
_
_
OPINIÓN DEL LECTOR
Cartas al director
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

La piscina de Alcalá

Escribimos esta carta debido a la impotencia tan grande que sentimos la gran mayoría de usuarios de la piscina municipal cubierta de Alcalá de Guadaíra. Esto es debido al incremento tan alto de las tasas de dicha piscina que ha impuesto el Ayuntamiento de esta localidad, de tal forma que han incrementado los precios hasta casi un 40%. Por poner un ejemplo, le diré que cuando antes pagábamos 31 euros mensuales por acudir tres horas semanales (12 mensuales) a la piscina, ahora hay que pagar 43 euros, 8.500 de las antiguas pesetas. No sé que les parecerá a los lectores pero a los usuarios nos parece un robo a mano armada, máxime cuando se trata de un servicio público. Incluso si comparamos estos precios con cualquier gimnasio o centro deportivo privado, podemos comprobar que la diferencia es importante, ya que estamos hablando de que la frecuencia de visitas a la piscina es sólo de una hora diaria, cuando en cualquier otro centro o gimnasio no hay límite de horario. Además de esto, las prestaciones ofrecidas por la piscina municipal son de lo más precarias, limitándose a una piscina grande y otra pequeña, unas duchas colectivas (la mitad no funcionan correctamente) y unos vestuarios individuales y colectivos, como puede comprobar nada de lujos.

La excusa que nos da el Ayuntamiento y el Delegado de Deportes, es que el aumento de las tasas se debe a que tienen que ofrecer un salario digno a los trabajadores de la piscina (monitores, personal de mantenimiento, etc.) y nos preguntamos, ¿No será que los que quieren un sueldo todavía más digno del que tienen son ustedes señor alcalde Antonio Gutiérrez Limones y señores concejales? Desde luego, si eso fuese así sería increíble ya que estamos ante un alcalde y gobierno municipal que es de los que más dinero anual cobra de toda la provincia de Sevilla. Y esto sin olvidarnos de que pertenece a un partido que lucha por las causas sociales, como es el Partido Socialista Obrero Español.

La mayoría de usuarios de esta piscina son niños o jubilados, a los que por prescripción médica se les recomienda acudir a nadar. Una familia que tenga dos hijos y quiera enseñarlos a nadar ya no puede hacerlo en la piscina de Alcalá de Guadaíra, a no ser que tenga mucho dinero ya que tendrían que pagar casi 100 euros mensuales. Los pensionistas dentro de poco van a tener que ir con bastón (al empeorar su salud) o empeñar sus pensiones si quieren seguir nadando.

En fin, como verán este Ayuntamiento tan competente pretende hacerse de oro a costa de los ciudadanos de Alcalá de Guadaira, en lugar de promover el deporte y dar las máximas ayudas posibles para ello.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_