Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El imán de Warhol

La feria ArteSevilla abre su séptima edición con 44 galerías y obra gráfica del rey del 'pop art'

ArteSevilla, la feria de arte contemporáneo que se celebrará en el Palacio de Congresos y Exposiciones de la capital andaluza hasta el día 17, abrió ayer sus puertas con un excepcional reclamo: una exposición de Andy Warhol. La muestra incluye una silla eléctrica de verdad, de la década de los treinta, que aparece en un buen número de obras del rey del pop art; además de 33 obras gráficas de gran formato.

La séptima edición de ArteSevilla reúne a 44 galerías, 18 andaluzas -de las que 13 son de Sevilla y la provincia-, 23 del resto de España y tres extranjeras (Japón, Estados Unidos e Israel). "El año pasado participaron 46 galerías, pero ya estamos seleccionando a los participantes. En esta ocasión, hemos eliminado a ocho y seguiremos así hasta conseguir la feria que queremos", aseguró ayer Antonio Garduño, director de ArteSevilla desde sus inicios junto a José Luis González Hernado.

"Nuestra intención es abrir una línea más internacional y para conseguirlo invitaremos cada año a un país, queremos que en 2006 sea Italia", añade Garduño, quien se mostró satisfecho de los resultados de las anteriores ediciones. "Aunque las ferias este año no están en su mejor momento, esperamos superar los 27.000 asistentes del año pasado y llegar a 30.000", dice el director de ArteSevilla.

La exposición The Factory. Andy Warhol y Pietro Psaier se exhibe por primera vez en Andalucía y es propiedad del galerista de La Coruña Salvador Corroto. "Son obras que hemos ido adquiriendo durante 20 años y reflejan el trabajo de The Factory, un espacio en el que Warhol estaba siempre rodeado de otros creadores de distintos ámbitos. De las expuestas, unas 20 son exclusivamente de Warhol y, el resto, son colaboraciones con Pietro Psaier", comentó ayer Salvador Corroto, director de la galería Atlántica.

Retratos de Jimi Hendrix, Beatles, Mick Jagger, Marilyn en 12 fotogramas y Sex Pistols acompañan a la silla eléctrica que Warhol y Psaier utilizaron en obras como Multi RIP chair (1977) o Shocking art (1989).

"Es una silla eléctrica de los años 30, a la empresa que las hizo le sobraron tres después de atender las demandas de los estados que impusieron la pena de muerte. Una está en el museo de la Ciencia de Londres, otra en otro museo de Nueva York y ésta la compró Psaier. Lo importante es que a través de la repetición constante de la silla, los artistas sacaron al objeto de su contexto y consiguieron su propósito: convertirla en el mayor alegato contra la pena de muerte", añade Corroto.

El público que asistió ayer a la inauguración de ArteSevilla pudo adquirir desde pequeñas obras gráficas por 30 o 60 euros en la galería Nuevo Arte (Sevilla) hasta un bodegón de Giorgo Morandi de la galería Mun (Madrid) que cuesta 65.000 euros. "Venimos desde la primera edición por amor al arte, porque la verdad es que no se vende ni lo suficiente para cubrir gastos", dice Leonor Victoria de Lecea, propietaria de Mun. En esta edición pueden verse también obras de Picasso, Miró y Dalí.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de enero de 2005