Siembra en fincas incendiadas de Berrocal

Unas 200 personas participaron ayer en una plantación de bellotas en el límite de las localidades de El Madroño (Sevilla) y Berrocal (Huelva), organizada por la plataforma Fuego Nunca Más en una de las áreas afectadas el pasado verano por un incendio que calcinó 27.839 hectáreas de terreno forestal, el peor siniestro registrado en España desde 1991.

El ecologista Juan Romero, portavoz de la plataforma y vecino de Berrocal, explicó que en la actividad han participado personas de todas las edades, que se han encargado de plantar en la falda de una montaña el contenido de tres sacos de bellotas de alcornoques, que pesaban 450 kilos en total. Los voluntarios trabajaron sobre todo en una finca de la Consejería de Medio Ambiente y otra finca del Instituto de Crédito Oficial, cuya cesión reclama la plataforma para los municipios afectados.

Romero recordó que la zona donde se han plantado las bellotas ha sufrido tres incendios en los últimos 30 años: "Esperamos que llueva pronto para que las semillas puedan crecer y ver los primeros frutos la próxima primavera". La plataforma, que podría organizar otra repoblación en la segunda quincena de enero, demanda además que la restauración del área afectada por el incendio, tanto pública como privada, se realice con vegetación mediterránea autóctona para garantizar la conservación del patrimonio forestal a largo plazo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 08 de enero de 2005.

Lo más visto en...

Top 50