Un etarra condenado por 25 asesinatos saldrá en libertad en febrero tras 18 años de cárcel

De Juana Chaos, penado con casi 3.000 años de prisión, obtiene una redención de 4.350 días

El etarra José Ignacio de Juana Chaos, condenado a casi 3.000 años de prisión por los 25 asesinatos que perpetró en Madrid entre 1985 y 1986, saldrá de prisión, en libertad definitiva, a partir del próximo 9 de febrero. El tiempo máximo que podía permanecer en prisión este terrorista, juzgado con el antiguo Código Penal, era 30 años, pero sólo ha cumplido de forma efectiva algo más de 18, siempre en primer grado, el más riguroso. Los otros 12 años los ha redimido gracias a su buen comportamiento, trabajos en la prisión y por haberse matriculado en la UNED, donde no aprobó ningún curso.

Más información
"Sus lloros son mis sonrisas"
El sindicato de policía pide que De Juana no salga de prisión porque "insta a ETA a matar"
La Audiencia dictamina que el etarra De Juana Chaos se benefició de redenciones indebidas
El etarra De Juana Chaos saldrá en libertad en agosto al no procesarle el juez

De Juana Chaos fue detenido en Madrid el 16 de enero de 1987, tras participar como miembro del comando Madrid en 11 atentados que costaron la vida a 25 personas (17 de ellas guardias civiles) entre el 12 de junio de 1985 y el 21 de julio de 1986. Desde el día de su arresto ha permanecido ininterrumpidamente entre rejas y sólo ha salido de la cárcel para acudir a juicio, según fuentes jurídicas y de Instituciones Penitenciarias. Ahora está en la cárcel de Algeciras.

El etarra fue condenado en varios juicios a penas que suman 2.995 años de prisión, la más dura de ellas por el asesinato de 12 guardias civiles en la plaza de la República Dominicana de Madrid, el 14 de julio de 1986. Pero como todas las penas le fueron impuestas conforme al Código Penal de 1973, ha podido beneficiarse de las redenciones automáticas de pena que fueron eliminadas por el nuevo Código. Legalmente, el máximo tiempo que podía pasar en la cárcel era 30 años.

De Juana Chaos ha sido trasladado en varias ocasiones de prisión, ha estado sancionado gran parte de ese tiempo, se ha visto involucrado en varias tentativas de fuga y nunca ha condenado la violencia, e incluso ha celebrado asesinatos de la banda. Pese a ello, se le ha convalidado un día de pena por cada dos de cumplimiento y, además, ha podido lograr otras redenciones extraordinarias, por ejemplo, por matricularse en la Universidad de Educación a Distancia (UNED), a pesar de que no ha aprobado ningún curso.

Plazo legal máximo

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El preso ha logrado una redención de un total de 4.350 días (casi 12 años) hasta mayo de 2003, y este mes ya ha cumplido 18 años de prisión. La suma de lo redimido y cumplido suma el plazo legal máximo de permanencia en prisión. Inicialmente, está previsto que obtenga la libertad definitiva a partir del 9 de febrero. No obstante, la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional aún tiene que resolver la semana próxima un recurso presentado por De Juana Chaos contra la denegación de una redención extraordinaria de 80 días por haber estado matriculado durante un año en la universidad. Gane o no ese recurso, las fuentes judiciales y penitenciarias consultadas aseguran que, legalmente, ya habría cumplido el plazo máximo de estancia en prisión. El Juzgado Central de Vigilancia Penitenciaria ya ordenó en septiembre de 2003 que se le suspendiera la redención de condena para evitar su posible salida de prisión durante 2004.

Los beneficios penitenciarios de José Ignacio de Juana Chaos fueron objeto de una polémica judicial después de que las autoridades penitenciarias se negaran a concederle los 80 días de redención al año por estudios. La propuesta de la prisión fue rechazada por la Sección Quinta de la Audiencia de Madrid, que alegaba que, aunque ni hubiera estudiado ni aprobado, era suficiente con que simplemente se hubiera matriculado. La Audiencia Nacional no ratificó esa convalidación.

De Juana Chaos pasó años en prisión sin solicitar ni una sola de las redenciones extraordinarias, acatando así la disciplina de ETA que prohibía a sus presos la búsqueda de salidas individuales a su situación penitenciaria. Pero durante los últimos años, debido al resquebrajamiento de esa disciplina y a la desconexión del etarra de los últimos cuadros directivos de la organización terrorista, De Juana rebuscó en los archivos de las prisiones para buscar todos los motivos posibles de redención. La mayoría de ellas le fueron denegadas, pero sí obtuvo otras.

Indignación de las víctimas

La excarcelación de este terrorista, autor del asesinato del comandante Ricardo Sáez de Ynestrillas, el 17 de junio de 1986, ha sido calificada de indignante por el presidente y portavoz de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Francisco José Alcaraz. Éste se felicitó por el hecho de que el actual Código Penal haya eliminado las redenciones y exija el cumplimiento íntegro de las condenas, hasta un máximo de entre 30 y 40 años.

Esta excarcelación será la primera de una serie de liberaciones de etarras condenados en los años 80 por el Código Penal entonces vigente. Los primeros que podrían quedar en libertad, este año o a principios de 2006, son varios de los compañeros de De Juana en el comando Madrid, Inés del Río, Antonio Troitiño y Unai Parot, miembro de un comando itinerante y también considerado uno de los presos etarras más radicales. Todos fueron condenados a más de 2.000 años.

Las fuentes consultadas aseguran que, legalmente, poco o casi nada se puede hacer para impedir sus excarcelaciones, y recuerdan que, en ningún caso, se puede aplicar a estos reos el nuevo Código Penal de 1995 con carácter retroactivo (entró en vigor en 2003), y que, en todo caso, tienen derecho a acogerse a la norma más beneficiosa.

Sobre la firma

Jorge A. Rodríguez

Redactor jefe digital en España y profesor de la Escuela de Periodismo UAM-EL PAÍS. Debutó en el Diario Sur de Málaga, siguió en RNE, pasó a la agencia OTR Press (Grupo Z) y llegó a EL PAÍS. Ha cubierto íntegros casos como el 11-M, el final de ETA, Arny, el naufragio del 'Prestige', los disturbios del Ejido... y muchos crímenes (jorgear@elpais.es)

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS