Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Renfe propone una subida del 6% para los billetes de cercanías en 2005

La compañía prevé aumentos del 3,5% para el AVE y los trayectos de grandes líneas

Renfe ha propuesto al Gobierno que le autorice una subida del 6% para sus servicios de cercanías en 2005. Los trenes de cercanías los utilizan todos los días en torno a 1,2 millones de viajeros de los núcleos urbanos de las 11 principales capitales del país. Renfe justifica ese aumento, porque, aunque es el triple que la previsión de inflación, va en sintonía o es menor que el aprobado para el resto de transportes públicos en las grandes ciudades. Para los trenes regionales la propuesta es también del 6%, mientras que para el AVE y grandes líneas es del 3,5%.

El Consejo de Administración de Renfe aprobó ayer la propuesta de tarifas para 2005 que estudiará hoy el Gobierno. La solicitud de la compañía pública es, según fuentes cercanas al consejo, de una subida del 6% para su servicio de cercanías, el más utilizado, ya que el año pasado transportó 444 millones de viajeros, el 90% del total de los que viajaron en tren.

La compañía justifica la petición de ese aumento -el triple de la inflación prevista por el Gobierno para el próximo año- en que va en sintonía o es incluso menor que el aumento aprobado por la mayor parte de los ayuntamientos para el transporte público (metro, autobús y tranvía) de las ciudades que cuentan con servicios de cercanías. Éstas son Madrid, Barcelona, Valencia, Bilbao, Málaga, Asturias, San Sebastián, Murcia, Sevilla, Cádiz y Santander.

Así, por ejemplo, en Madrid, los precios del transporte público subirán de media un 6% el año próximo, aunque el metrobús, uno de los títulos más utilizados, sube un 8,4%, y el billete sencillo combinado para metro o autobús aumenta un 13%.

Tampoco se queda corta la subida en Barcelona. El Consistorio de la capital catalana ha aprobado una subida media del 5%. En Sevilla el precio del bono con trasbordo sube un 8,7%, aunque se rebaja de 28 a 23 euros la tarjeta mensual y mantiene a un euro el billete de un viaje. En Bilbao, la subida media es del 3,6%; en Valladolid, del 6%, y en Valencia, del 4,9%.

En 2003, el resultado de la unidad de negocio de cercanías, antes de aportaciones del Estado, fue de unas pérdidas de 164,4 millones de euros, 14,2 millones menos que en el ejercicio anterior. La tasa de cobertura fue del 68%.

Renfe también ha propuesto una subida del 6% para sus servicios de trenes regionales. Tanto cercanías como regionales son los únicos que subvenciona el Estado, ya que Alta Velocidad Española (AVE) y las grandes líneas se financian íntegramente con sus ingresos. La unidad de regionales registró unas pérdidas de 53,6 millones de euros en 2003, 0,4 millones más que el año anterior. La tasa de cobertura fue del 72%. Por contra, la unidad de AVE ganó 48,2 millones de euros en 2003.

Las subvenciones del Estado han bajado en los últimos años pese al aumento tanto de las líneas como de viajeros. En 2003, la subvención por viajero y kilómetro de cercanías cayó un 8,3%. Así, mientras que en 2002 el Estado aportó 179 millones de euros, un año después la subvención total para cercanías descendió hasta los citados 164,4 millones de euros a que ascendió el déficit. La subida propuesta es también notablemente superior a la que se aplicó en los últimos cuatro años: 2% en 2004; 1,3% en 2003, y 3% en los dos años anteriores.

Última palabra

No obstante, se trata sólo de una propuesta, ya que quien tiene la última palabra es la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos que se reúne hoy.

Además, Renfe propone también una subida del 3,5% del precio de los billetes de los trenes del servicio de Alta Velocidad Española (AVE) y los de grandes líneas (Talgo, Alaris, Euromed y Altaria), de corredores como el Madrid-Barcelona, el Levante-Sur y el Mediterráneo. También este aumento es superior al que se ha aplicado en los últimos cuatro años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 29 de diciembre de 2004