Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Tan sólo pedimos respeto"

Seleccionadores como Pichi Alonso y jugadores como Gallardo reclaman que no se mezcle la política

12 de mayo de 1915. La selección del Norte, que englobaba a futbolistas de Vizcaya, Guipúzcoa y Cantabria, venció por un solitario gol a la de Cataluña en Madrid, dentro de la Copa de Regiones del Príncipe de Asturias. Puestos a seguir con los simbolismos, Barcelona acogió al año siguiente el primer Cataluña-Euskadi que se recuerda y en el que los catalanes volvieron a caer: 1-3.

Desde entonces continúan siendo las de Euskadi y Cataluña las selecciones de más tradición pese a los avatares políticos: desde su victoria sobre Cuba (0-2) en La Habana, en 1938, en el exilio, los vascos se pasaron decenios en blanco hasta que se midieron a Irlanda en Bilbao en 1979 (4-1). En cambio, los catalanes sí jugaron algunos partidos durante el régimen franquista. "Movemos una media de 60.000 espectadores, y mañana [hoy] estimo que en el Camp Nou habrá entre 70.000 y 80.000 espectadores", refiere Ángel Pichi Alonso, el seleccionador de Cataluña, que lamenta no disponer del "mejor equipo" contra Argentina por las bajas de Puyol, Xavi e Iniesta.

Sus homólogos vascos, Jose Angel Iribar y Mikel Etxarri, tampoco contarán con Xabi Alonso e Iván Campo, en el Liverpool y el Bolton, ingleses, respectivamente. "Nos gustaría que fuera más veces, pero ya se ha convertido en una tradición", legitima Iribar. Entre los 18 convocados, la mitad del Athletic -"los demás conjuntos vascos no dan para tanto", dice el mítico portero- figuran cuatro navarros: Urzaiz, Gurpegui, Tiko y Sanzol. Tras el despropósito del año pasado, cuando Navarra reclamó a varios euskaldunes para disputar el primer partido de su histora, ante Burkina Faso (4-0), las dos federaciones han llegado esta vez a un acuerdo tácito para no solicitar los servicios de los mismos hombres. Una razón que se puede ver bien o mal. "Hay que ser consciente, y más en función de la autonomía en la que estés, de que puede haber más de una manera de pensar", expresa Pichi Alonso; "lo que yo pido es respeto a las dos posturas y que no pase nada raro".

Lo mismo opina el sevillano Gallardo: "Yo sólo defiendo la camiseta de Andalucía mientras los políticos aprovechan estos partidos para promocionarse". El centrocampista del Getafe se mide esta noche a Malta, "un nombre que siempre estará asociado al histórico 12-1 de España en 1984", recuerda. Donde seguro que no habrá tintes reivindicativos será en Sevilla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 29 de diciembre de 2004