Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Confebask prevé que la economía vasca crecerá un 2,9% en 2005

La patronal vasca Confebask prevé que la economía de la comunidad autónoma crecerá un 2,9% el próximo año -igual crecimiento que el que apunta para 2004 y una décima menos de la previsión del Gobierno en los Presupuestos- y se crearán 17.000 nuevos empleos, lo que dejaría la tasa de desempleo en torno al 7,5%. Con todo, el secretario general del empresariado, José Guillermo Zubia, alertó ayer del "momento crítico" que vive la economía en Euskadi por la "creciente" pérdida de competitividad. Por ello, instó a realizar un esfuerzo conjunto a empresas, administraciones y sindicatos.

"No habrá recuperación, pero tampoco crisis", dijo el presidente de Confebask, Román Knörr, sobre el año entrante. Zubia apuntó que el primer semestre será "difícil y complejo" y que desde junio la situación se tornará "más estable".

En su último informe de coyuntura, la patronal considera que Euskadi cerrará 2004 con un crecimiento económico del 2,9%, prácticamente la previsión que realizó hace un año. Los empleos creados llegan a 14.000, unos 3.000 menos de los calculados, con lo que la tasa de paro se queda en un 8,1%. Zubia explicó que el aumento del PIB en el ejercicio que termina se debe a la construcción y especialmente a la industria, que ha vivido en las exportaciones y las inversiones.

Riesgos

El secretario general de Confebask destacó, pese al alza, el riesgo de que las empresas vascas siguen manteniendo en Europa su principal mercado, lo que se ha traducido este año en una menor alza respecto a la situación mundial, que ha crecido un 5%, la cifra más elevada desde 1976.

La patronal opinó que es necesario que las empresas hagan un "extraordinario" esfuerzo de gestión y un avance tecnológico y de innovación que permitan su acceso a mercados de mayor valor añadido. Confebask pidió a las administraciones que mantengan las políticas de promoción de la innovación y la internacionalización y, al igual que otros años, reclamó la disminución de las cotizaciones a la Seguridad Social. Con los sindicatos, se mostró más comedida y les pidió moderación, sobre todo en las relaciones laborales. A preguntas de los periodistas, Knörr reclamó que las eventuales reformas estatutarias se realicen con "la máxima prudencia y consenso" para que no afecten a la economía.

Mientras, CC OO calificó de "excesivamente" optimista la previsión de aumento del PIB incluida en los Presupuestos de 2005.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 28 de diciembre de 2004