CATÁSTROFE EN ASIA

Los países europeos se movilizan para buscar a los turistas sorprendidos por el maremoto

España se compromete a contribuir a la reconstrucción de la zona afectada por la catástrofe

Los Gobiernos occidentales se movilizaron ayer para localizar a los turistas europeos afectados por el maremoto en el sureste asiático. Varios países europeos pusieron en marcha gabinetes de crisis para atender a los familiares de los ciudadanos europeos desaparecidos en la tragedia y para organizar el envío de ayuda a los países afectados. La Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI) se comprometió ayer a contribuir a la reconstrucción de las zonas afectadas a través de "compras en el mercado local", en palabras de Juan Pablo de la Iglesia, secretario general de la AECI.

Más información
Bam (Irán): 33.000 muertos en 40 segundos
Un destructivo tren de olas
Un maremoto arrasa el sur de Asia

La amplitud de la catástrofe, que causó miles de muertos en más de una decena de destinos turísticos del sureste asiático, hace temer que un elevado número de ciudadanos europeos y de otras zonas del mundo se encuentre entre las víctimas del maremoto. Las autoridades tailandesas cifraron ayer en al menos 200 los turistas muertos, mientras que el Gobierno de Sri Lanka anunció que había encontrado los cadáveres de 22 turistas japoneses. Estados Unidos cifró en tres sus ciudadanos muertos en la tragedia.

La agencia británica PA anunció la muerte en Maldivas de un turista británico tras sufrir una crisis cardiaca, y la agencia Lusa aseguró que una niña portuguesa de ocho meses desapareció en Phuket, después de que una ola gigante arrancara a la pequeña de los brazos de su madre. Dos franceses y dos suizos, entre ellos una niña de cuatro años, murieron en Sri Lanka y en Tailandia, así como dos turistas belgas, que también perdieron la vida, mientras que otros 17 belgas se encuentran desaparecidos. Una menor sueca pereció en Tailandia.

Cerca de 10.000 turistas británicos se han visto afectados por la catástrofe natural, según declaró ayer en Londres un representante de las agencias de viajes. Una cincuentena de ellos se encuentran hospitalizados en Phuket, Tailandia, según la cadena Sky News. Unos 5.000 turistas italianos se encuentran en el sudeste asiático, 20 de los cuales resultaron heridos, según fuentes del Ejecutivo italiano. Entre los italianos que eligieron la zona afectada por el seísmo se encuentran futbolistas como el capitán del Milan, Paolo Maldini, Gianluca Zambrota y Pippo Inzaghi, que eligieron las Maldivas para pasar la Navidad. Otros 2.500 turistas suizos pasaban sus vacaciones en el sureste asiático. Unos 500 griegos se encontraban asimismo en la zona, pero ya están "fuera de peligro, a la espera de que se abra el aeropuerto de Phuket".

Mientras los Gobiernos europeos trataban de localizar a sus nacionales, se pusieron también en marcha los dispositivos para el envío de ayuda internacional. La Comisión Europea desbloqueó ayer una primera partida para emergencias, cifrada en tres millones de euros. La ONU envió ayer mismo técnicos especialistas en desastres naturales para evaluar y coordinar la cooperación. Por su parte, un portavoz de la Casa Blanca ofreció "toda la ayuda apropiada para las naciones más afectadas".

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Juan Pablo de la Iglesia, secretario general de la Agencia Española para la Cooperación Internacional, se reunió ayer con representantes de Defensa, Interior, las comunidades autónomas y ONG para "concentrar" la colaboración española. Una cooperación que será económica a través de "compras en el mercado local" y cooperando con las ONG "que operan sobre el terreno". No se precisó la cuantía. De la Iglesia también incidió sobre la necesidad de canalizar "el afán de solidaridad de los particulares y las diversas administraciones autonómicas". El secretario general de la AECI incidió en que esa dotación monetaria se destinaría "a las zonas de costa, donde vive gente muy humilde". Así, se ayudará a la economía de los pescadores del sureste asiático, uno de los sectores más afectados por el desastre. Los Reyes de España enviaron ayer un telegrama a los jefes de Estado de los países afectados, en el que expresan su "conmoción" por la catástrofe y su solidaridad.

Vista aérea de una playa de la ciudad india de Madrás después de haber sido arrasada por un <i>tsunami.</i>
Vista aérea de una playa de la ciudad india de Madrás después de haber sido arrasada por un <i>tsunami.</i>REUTERS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS