Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

'Leer' películas en cinco colores

Nace el Centro Español del Subtitulado para adaptar los productos audiovisuales a las personas sordas y con hipoacusia

"Comunicación es afectividad", dice Begoña Gómez, responsable del Área de Accesibilidad de la Confederación Española de Padres y Amigos de los Sordos (FIAPAS), y encargada de coordinar desde 1990 la labor de subtitulado de películas que esta asociación lleva a cabo con distribuidoras cinematográficas y medios audiovisuales. Su compañera, Carmen Jáudenes, directora técnica de la asociación, añade que "el subtitulado en televisión es la medida más universal para que las personas con discapacidad auditiva accedan a la comunicación".

En España hay un millón de personas sordas y con discapacidades auditivas de distinto grado y tipo. Es mucha gente pues la que no puede captar con facilidad la información en un mundo oral donde, además, las posibilidades de ocio adaptadas a los sordos son muy limitadas. Más de 130 videotecas de toda España cuentan con alrededor de 300 películas subtituladas por FIAPAS gracias a los fondos del 0,5% del impuesto sobre la renta dedicados a "otros fines de interés social", y a la Fundación ONCE. Esta labor se verá reforzada en los próximos años con el nuevo Centro Español del Subtitulado (CES) que el Gobierno ha acordado crear con la participación de empresas públicas y privadas de producción, distribución y exhibición audiovisual.

El subtitulado para sordos es diferente del habitual en las salas de cine. En el primero se asigna un color diferente (amarillo, magenta, cian y verde) a los cuatro personajes principales. El resto aparece en color blanco. Para conseguir transmitir por escrito los matices de una escena, se indican los sonidos ambiente, las onomatopeyas y las voces que surgen desde fuera de la imagen, en el ángulo apropiado del fotograma para que se entiendan, igual que en los cómics. Las canciones se muestran en cursiva y se indica que está sonando música cuando ésta acompaña la acción. En películas con diálogos densos y rápidos, como JFK, los textos no se transcriben literalmente porque no daría tiempo a leerlos, así que se explica lo que dicen los personajes.

El pasado 23 de septiembre se firmó el acuerdo "histórico" para la puesta en marcha del CES, que se prevé inaugurar a finales de 2005. Hasta ese momento, el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales realizará los estudios que determinen cuál es la situación del subtitulado para personas sordas y la mejor manera de formar a los subtituladores, entre otros asuntos.

Juan Carlos Ramiro, asesor de la Secretaria de Estado de Servicios Sociales, Familia y Discapacidad, encargada de poner en marcha el proyecto, asegura que en marzo de 2005 ya se tendrá una "visión aproximada" de los cometidos que habrá de llevar a cabo el centro. Ramiro destaca la "receptividad y buena voluntad de las empresas del sector" hacia el proyecto.

La televisión catalana (TV3) y TVE comenzaron sus emisiones subtituladas en 1990, y Tele5, sólo en 1998, fue la primera cadena privada en adoptar la iniciativa. El subtitulado de toda la programación televisiva, incluidos los programas en directo y los anuncios, es uno de los cometidos que tendrá que facilitar la nueva institución, meta que ha fijado la UE para el año 2010.

La adaptación de las películas para cines y televisores todavía es muy deficiente. La subtitulación de DVD es más compleja que el VHS, y, por el momento, sólo la distribuidora Sogepaq subtitula de modo habitual. En cuanto a los cines, un real decreto de 2002 que regula las ayudas a la exhibición contempla préstamos en condiciones preferenciales para las salas que se abran a los discapacitados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 26 de diciembre de 2004