CAMPAÑA ELECTORAL EN IRAK

Francia asegura que los reporteros secuestrados en Irak están vivos

Tras varias semanas de silencio, el Gobierno francés dio ayer señales de que puede haber recibido noticias sobre el estado de Christian Chesnot y Georges Malbrunot, los dos periodistas franceses secuestrados hace cuatro meses en Irak. El ministro de Asuntos Exteriores, Michel Barnier, dijo tener la "convicción" de que "están vivos" y en "buen estado de salud", y el portavoz del Gobierno, Jean-Francois Copé, anunció que el primer ministro, Jean-Pierre Raffarin, había convocado a los líderes parlamentarios el próximo miércoles para informarles de las gestiones que se realizan para liberar a los periodistas. El propio Raffarin había decidido suprimir hace unos días estas reuniones.

Más información
Liberados los dos periodistas franceses secuestrados hace cuatro meses en el sur de Irak

"Recibimos regularmente información", aseguró Barnier a la emisora RTL, "y según esta información tenemos la convicción de que están vivos y en buen estado de salud". "Quiero decir que estamos movilizados", añadió, "que lo seguiremos estando, con nuestro método, que está hecho de paciencia, discreción y una convicción fundada en la confianza de que lograremos su liberación".

El secuestro fue reivindicado por el grupo armado salafista Ejército Islámico en Irak, que exigió la retirada en Francia de la ley que prohíbe el uso de signos religiosos ostensibles, entre otros el velo islámico, en la escuela pública. Esta exigencia provocó una reacción prácticamente unánime de la comunidad musulmana francesa que se manifestó masivamente para pedir la liberación de los periodistas.

Ejecutivo desarmado

Este resquicio de esperanza, sin embargo, fue puesto en duda por Robert Menard, secretario general de Reporteros Sin Fronteras (RSF), quien puso en duda que las autoridades francesas tengan "todas las cartas en su mano", y apuntó que el Ejecutivo de Raffarin se siente "tal vez un poco desarmado ante algunas cosas que pensaba solucionar en unos pocos días". RSF lanzó ayer una campaña, a base de carteles y de tarjetas postales, para que los franceses no olviden a sus compatriotas en Irak durante las navidades.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Malbrunot, enviado especial de Le Figaro, y Chesnot, de Radio France, desaparecieron en la carretera que une Bagdad y Nayaf el pasado 20 de agosto junto a su chófer, el sirio Mohamed al Jundi, que reapareció el pasado 12 de noviembre en Faluya y se entregó a las tropas de EE UU. La última prueba de que siguen vivos es del 3 de octubre, cuando las autoridades francesas recibieron un vídeo con imágenes de ambos. Ayer, Menard, explicó que Al Jundi decidió no presentar todavía la demanda contra el Ejército estadounidense por supuestos malos tratos. Presentar ahora la demanda "sería contraproducente", según Menard.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS