Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Junta premia a 11 empresas andaluzas por promover la igualdad de sexos

La consejera para la Igualdad y Bienestar Social, Micaela Navarro, distinguió ayer en Cádiz a once empresas andaluzas, públicas y privadas, que llevaron a cabo este año programas de acción positiva para hacer posible la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres en sus centros de trabajo. Esta distinción de calidad forma parte del programa Optima, que desarrolla el Instituto Andaluz de la Mujer en colaboración con la UGT y Comisiones Obreras, un programa que según explicó Navarro en declaraciones a los periodistas "trata de hacer posible en el ámbito empresarial que se pueda conciliar la vida familiar y laboral, entre otras cosas".

En este sentido, la consejera de Igualdad resaltó la diferencia de sueldos entre hombres y mujeres "por un trabajo de igual valor" aunque "no nos podemos plantear cambiar ninguna ley porque, de hecho, está prohibido por ley aunque en la propia calificación de los puestos de trabajo existe esa posibilidad de cobrar en torno al 25% menos de media". Micaela Navarro resaltó como sectores "feminizados" el textil o la alimentación aunque "es curioso que la representación en sindicatos suelen llevarla los hombres".

En esta ocasión, se distinguieron a cuatro empresas de Sevilla (Caja San Fernando, El Monte de Piedad, Tussam y el Hospital Victoria Eugenia de la Cruz Roja), tres de Málaga (Acosol, Patronato Provincial de Recaudación de Tributos, y a Sopde), una de Andújar (Jaén) (Hospital Alto Guadalquivir), una de Córdoba (Bodegas Campo), una de La Línea de la Concepción (Cádiz) (Conservas Ubago) y otra de Almería (Black Star). Desde que se puso en marcha el programa Optima en 1995, se han puesto en marcha 27 planes de acción positiva en otras tantas empresas andaluzas de diferentes sectores, con planes dirigidos, especialmente, a promover la conciliación de la vida familiar y profesional, combatir la segregación vertical de las mujeres (promoción), la segregación horizontal (acceso a puestos de trabajo tradicionalmente masculinos), la discriminación salarial y el acoso sexual.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de diciembre de 2004