Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA CONFRONTACIÓN POLÍTICA

Los nacionalistas dan la espalda a la conmemoración en el Congreso

Jordi Vilajoana, diputado de CiU y miembro de la Mesa como vicepresidente segundo del Congreso, fue el único representante de partidos nacionalistas que asistió a la primera recepción de aniversario constitucional que se celebra bajo mandato del actual Gobierno del PSOE.

El ministro de Defensa, José Bono, que junto a los presidentes del Congreso y del Senado, Manuel Marín y Javier Rojo, respectivamente, presidió el acto de izado de la bandera nacional en la plaza de Colón, de Madrid, declaró que la conmemoración sólo podía disgustar "a los que no les guste la igualdad ni la nación que la garantiza: España".

Más tarde, en el Congreso, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, acompañado de su esposa, Sonsoles Espinosa, junto a los dos vicepresidentes del Ejecutivo, María Teresa Fernández de la Vega y Pedro Solbes, encabezaron la presencia gubernamental.

Varios miembros del Ejecutivo acudieron también al Congreso, entre otros el ministro del Interior, José Antonio Alonso, que abandonó la recepción cuando llegaron noticias de las explosiones provocadas por ETA en siete ciudades.

Un error de los servicio informativos de Presidencia del Gobierno hizo que varios periódicos anunciasen ayer la presencia de los Reyes en el acto, aunque nunca estuvo prevista. Un antiguo político, con larga experiencia en esta conmemoración constitucional, ironizó al mostrarse convencido de que el erróneo anuncio explicaba más de una asistencia.

Ni un ex presidente

Entre las ausencias destacaron en esta ocasión las de los ex presidentes del Gobierno: ni Leopoldo Calvo Sotelo (UCD), ni Felipe González (PSOE), ni José María Aznar (PP) acudieron. Adolfo Suárez hace meses que no asiste a actos públicos por razones de salud.

Los ex presidentes del Congreso, en la primera ocasión en que Marín y Rojo oficiaban como anfitriones, fueron más numerosos: Fernando Álvarez de Miranda (UCD), Landelino Lavilla (UCD), Gregorio Peces Barba (PSOE), Félix Pons (PSOE), y Luisa Fernanda Rudi (PP). Faltó Federico Trillo (PP).

Además de Mariano Rajoy (PP), Gaspar Llamazares fue el único líder de un partido que acudió al acto del palacio del Congreso. Estuvieron el secretario general del PP, Ángel Acebes; los portavoces populares en el Congreso y el Senado, Eduardo Zaplana y Pío García Escudero, y sus homólogos del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba y Joan Lerma. Por las comunidades autónomas, sólo dos presidentes: Manuel Fraga, de Galicia, y Francisco Camps, de Valencia, ambos del PP.

Las altas instituciones del Estado estuvieron presentes con lapresidenta del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas, y el del Consejo General del Poder Judicial, Francisco Hernando, el fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, y la cúpula militar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 7 de diciembre de 2004