Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Consorcio del Delta del Llobregat arranca con 700 hectáreas protegidas

El nuevo organismo se propone triplicar la superficie y lograr que sea parque natural

El Consorcio para la protección y gestión de los espacios naturales del delta del Llobregat, que se pondrá en marcha a comienzos de 2005, gestionará inicialmente un espacio de 700 hectáreas con unos 10 kilómetros de itinerarios señalizados. Este terreno formado por espacios naturales que ya cuentan con alguna medida de protección, se regirá con toda probabilidad por la figura de Parque Natural. El objetivo es ampliar la extensión protegida inicial hasta triplicarla e incorporar al consorcio el máximo de miembros posibles entre instituciones públicas y privadas, incluyendo AENA, propietaria de terrenos.

"En seis meses se habrá elaborado un plan especial que especifique el conjunto de valores naturales y paisajísticos del delta que se han de preservar". Así lo aseguró ayer el consejero de Medio Ambiente, Salvador Milà, en la firma en El Prat del protocolo de intenciones para crear el Consorcio del Delta que rubricaron el propio Milà y los alcaldes Lluís Tejedor, de El Prat, y Jaume Montfort, de Viladecans.

Dicho consorcio tendrá como objetivo gestionar de manera integrada el conjunto de espacios naturales de esta zona, para la preservación de la biodiversidad y para el fomento de su estudio y conocimiento. También trabajará para promover un uso público lúdico- educativo y para concienciar de los valores que reúne este territorio asediado históricamente por el desarrollo de infraestructuras como las incluidas en el Plan Delta. Milà afirmó: "Sólo cuando este espacio sea considerado una infraestructura tan vital para el área metropolitana como el puerto o el aeropuerto, conseguirá el mismo nivel de protección".

El delta del Llobregat tiene 98 kilómetros cuadrados y se extiende desde el Garraf hasta Montjuïc y el desfiladero de Sant Andreu de la Barca, en el norte. Cuenta con 20 hábitats naturales de interés comunitario, de los cuales tres son de interés prioritario para su conservación, y en él viven hasta 20 especies de orquídeas y acoge más de 350 especies de pájaros, al ser un punto estratégico dentro de la ruta migratoria del mediterráneo occidental y en el conjunto de humedales del litoral catalán. Durante 2003, este espacio fue visitado por más de 57.000 personas que de momento sólo pueden acceder a los espacios controlados del delta del Llobregat, las reservas del Remolar, Filipines y su entorno.

Además del plan especial que determine las zonas de protección, el Consorcio tendrá que crear la figura de protección específica. La más ambiciosa y por la que se apuesta es la de Parque Natural. Según Lluís Tejedor, "a lo largo de 2005 tendremos un ente jurídico con competencias, un plan de actuación y disponibilidad económica", algo que se reclama, según el alcalde, desde hace más de 23 años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de diciembre de 2004