Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
NOTICIAS Y RODAJES

Miguel Albaladejo finaliza el rodaje de su nuevo filme 'Volando voy'

Miguel Albaladejo acaba de terminar el rodaje de Volando voy, donde recrea la historia de El Pera, un niño delincuente redimido por el Tío Alberto de la Ciudad de los Muchachos. El Pera tiene hoy 35 años, es amigo del ex director de la Guardia Civil Santiago López Valdivielso, y su trabajo es enseñar a las Fuerzas de la Seguridad del Estado a conducir de forma temeraria, como él lo hacía de niño. La acción ocurre a finales de los 70, cuando la gente miraba extrañada un seiscientos que iba a toda velocidad. Lo conducía un niño de nueve años con una extraña habilidad para robar y manejar coches. Sus padres trataron de alejarle de sus amigos, pero su vida sólo cambió al llegar a la Ciudad de los Muchachos, en la que el Tío Alberto rescató al niño que era.

"La historia de El Pera es más rica e intensa que la que cualquier guionista puede inventar. Leí el libro de Antonio Olano, pero para escribir el guión quise que él me contase la otra verdad. Nos fuimos acercando y nos hicimos amigos", explica el realizador, quien tuvo al auténtico Pera pegado a él todos los días del rodaje y dejándose asesorar en cuestiones de cómo hacer un puente a un coche, o dar veracidad a un atraco a un banco.

"Me di cuenta de que no podía contarlo todo, y elegí lo más difícil, su infancia desde los siete a los 11 años. Volando voy no sólo es el relato de su iniciación en la delincuencia y su escalada hacia situaciones muy chungas. También quería contar la historia de su familia, un matrimonio de emigrantes -Fernando Tejero y Mariola Fuentes en el filme- , asustados frente a ese niño indomable". Albaladejo vio a 6.000 escolares antes de dar con Borja Navas. "Es un crío especial, con una postura clara en la vida y una mirada desafiante. Le encantan los coches y eso fue lo que le animó".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de noviembre de 2004