Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zona Franca presenta la primera fase de la City Metropolitana

Jean Nouvel y el equipo Ribas & Ribas firman el proyecto con un presupuesto de 150 millones

L'Hospitalet de Llobregat

La primera fase de la City Metropolitana, complejo de negocios que ocupará los terrenos propiedad del Consorcio de la Zona Franca en el distrito económico Granvia de L'Hospitalet de Llobregat, incluirá la construcción de un total de cinco edificios con aparcamientos en el eje de un gran jardín interior, con un coste de 150 millones. El arquitecto Jean Nouvel y el equipo Ribas & Ribas Arquitectos presentaron ayer el proyecto al alcalde de L'Hospitalet.

La primera fase de este ambicioso proyecto contempla las primeras edificaciones de un conjunto de 11, entre oficinas, un hotel y otras de uso comercial que conformarán uno de los complejos de oficinas más importantes de los previstos en el área metropolitana, y que llevará la firma del prestigioso arquitecto Jean Nouvel y del equipo Ribas & Ribas Arquitectos.

Nouvel, el arquitecto francés autor del singular edificio de la sede de Agbar en la plaza de las Glòries de Barcelona, fue el encargado de presentar ayer al alcalde del municipio, Celestino Corbacho, la primera fase de las obras, con una edificabilidad de más de 63.000 metros, el 40% del total de un proyecto que tendrá un coste final de 500 millones de euros. Las obras se iniciarán dentro de un año, mientras que la segunda fase se desarrollará a continuación según las demandas del mercado.

El complejo de oficinas, con fachada en la avenida de Pedrosa, se levantará en una parcela de 50.000 metros cuadrados, en terrenos que antes albergaban usos industriales que fueron quedándose degradados y que se hacían incompatibles con el crecimiento urbano de L'Hospitalet (Barcelonès), como fue el caso de las esferas de Repsol Butano, que fueron desmanteladas.

Jardín y helipuerto

Según Nouvel, uno de los aspectos más singulares del proyecto será el gran jardín de 400 metros de longitud que hará de oasis interior central del conjunto de las 11 edificaciones previstas. El jardín estará cubierto por un gran parasol que creará una zona interior de bioclima selvático. Otro de los elementos distintivos será, según Nouvel, la utilización de trabajos de forja catalana con diferentes formas y ondulaciones en las fachadas de los edificios, y el emplazamiento de un helipuerto en la terraza del restaurante.

El helipuerto sustituirá el que iba a ser en la idea original del proyecto el signo distintivo de la City Metropolitana: una gran esfera acristalada que iba a funcionar como palacio de congresos. Esta idea se abandonó después de que el proyecto del japonés Toyo Ito para la ampliación de Fira de Barcelona en terrenos cercanos a la City Metropolitana incluyeran un palacio de congresos propio.

Previamente al inicio de la construcción, el Consorcio de la Zona Franca iniciará durante el primer trimestre de 2005 las obras de un túnel de 225 metros de longitud y dos carriles para cada sentido, que enlazará la avenida de Pedrosa y la calle 2 por debajo de la Ronda Litoral, lo que facilitará la conexión del distrito económico de L'Hospitalet con la Zona Franca de Barcelona.

Esta obra, que supondrá una inversión de 4,7 millones de euros, será un elemento clave para descongestionar las vías y permitir el tráfico mientras duren las obras de la línea 9 del metro previstas en esta zona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de noviembre de 2004