El ex delegado de la Zona Franca en Cádiz autorizó tres pagos tras su cese

El ex delegado especial del Estado en la Zona Franca de Cádiz, Manuel Rodríguez de Castro, del PP, autorizó en febrero y marzo de 2001, el mismo día en el que dimitió acuciado por numerosas denuncias de irregularidades y después de cesar en el cargo, tres pagos por parte de Rilco -una de las sociedades del recinto fiscal- por valor de 1.657.652 euros a dos empresas -una con sede en Miami- por trabajos de asesorías y materiales que, según valoran técnicos de Rilco y de la Zona Franca, son "de dudosa utilidad". Este dirigente, vinculado políticamente al ex vicepresidente del Gobierno y director gerente del Fondo Monetario Internacional, Rodrigo Rato, y a la alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, se mantuvo además como presidente, consejero delegado o consejero de varias empresas de la Zona Franca entre cuatro y diez meses tras su salida del cargo.

El mismo día en el que dimitió -19 de febrero- firmó una transacción bancaria de la cuenta de Rilco en una sucursal de la caja de ahorros El Monte de Sevilla y Huelva, en la ciudad de Cádiz, a la cuenta que tiene en Miami la sociedad Free Zone Management Services Corporation, en el banco Brickell Branch de Florida. El pago fue de 643.082 euros en concepto de provisión para los trabajos iniciales. Cuatro días después, el 23 de febrero, autorizó otro pago a la misma sociedad de Miami por importe de 761.785 euros.

El tercer pago lo firmó el 27 de febrero a Telvent Interactiva -filial de Abengoa- por valor de 252.785 euros. Estos pagos fueron para materiales y asesorías "de dudosa utilidad que aún hoy no prestan un servicio claro y útil", según detallan técnicos de Rilco y de la Zona Franca de Cádiz consultados por este periódico.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción