Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:BERTA SUREDA | Comisaria del ICAC

"Se acabó la época de las piedras, ahora hay que potenciar la creación"

El Departamento de Cultura anunció hace dos meses la creación del Instituto para la Creación Artística y el Pensamiento Contemporáneo (ICAC), que comenzará a funcionar legalmente en 2005 pero que ya está definiendo sus líneas de actuación, centradas en el apoyo decidido a los creadores de riesgo, experimentales e independientes. Al frente de este organismo, cuyo nombre definitivo aún está por decidir, figura Berta Sureda, que entre 1998 y septiembre de 2004 fue responsable de servicios culturales del Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB).

Pregunta. ¿Cuál es el objetivo de este instituto?

Respuesta. Potenciar la creación y el pensamiento contemporáneo, y para ello tiene que estar muy cerca del creador, detectar sus necesidades y poner los recursos que haga falta para cubrirlas. Es evidente que esto no es fácil y lo primero que estamos haciendo es identificar el mapa de la creación contemporánea en Cataluña. Mirar qué es lo que ya existe, normalmente con recursos precarios, y ver en qué puede convertirse con más apoyos. Nuestro ámbito de actuación son aquellas creaciones culturales que no tienen vocación comercial y apuestan por la innovación y la renovación de lenguajes.

"La prioridad en 2005 será consolidar lo que ya existe, más que crear nuevas iniciativas"

P. ¿Qué carencias detectan?

R. Aún estamos haciendo el mapa, pero hemos detectado necesidades claras como el apoyo a la investigación, porque la experimentación es importante con o sin resultados; también hay sectores o disciplinas con mayores carencias, como la danza o las artes visuales, en las que hay credores que trabajan desde hace tiempo, igual 10 años o más, pero que no han sido colocados en su lugar, y sin que esto se resuelva es difícil hacer emerger lo nuevo.

P. ¿Habrá presupuesto?

R. Sí, hay un aumento muy considerable de las ayudas en relación a otros años. Y aumentan en varias direcciones. Por una parte, nuestro objetivo es consolidar estas propuestas que ya existen y que todos sabemos que son reconocidas, desde La Porta a la Nau Coclea pasando por Ovni u otros similares, y establecer con estos colectivos, centros o entidades convenios plurianuales que garanticen su existencia. Lo mismo con las compañías de danza. De hecho, la prioridad en 2005 será consolidar estas iniciativas más que crear otras nuevas. Además, muchos creadores nos insisten en que más que dinero lo que quieren es que les ayudemos a tener más presencia mediática para dar a conocer sus propuestas. Estamos trabajando en ello y también buscando la complicidad de los grandes equipamentos culturales para que acojan algunas de estas iniciativas. También se revisarán las subvenciones, que se otorgarán en función de los proyectos.

P. ¿Se ha acabado la época de las piedras?

R. Sí, se ha acabado. Ahora la prioridad es potenciar la creación y rentabilizar los recursos y los equipamentos que existen. Incluso diría que también se acabó la época de los grandes acontecimientos, a no ser en ocasiones especiales en que lo reclamen los mismos creadores. Es el caso, por ejemplo, de un festival de danza contemporánea, que es algo que no existe y sobre el que ya hay propuestas de colectivos que podrían dar así visibilidad al trabajo que realizan desde hace años.

P. ¿El nuevo instituto integra el Krtú, el Centro de Arte Santa Mònica y el Espai?

R. Sí, de momento las tres entidades continuarán con su programa y, además, se integran en el equipo del instituto para redifir su papel de cara al futuro. No podemos desmantelar espacios o centros que ahora funcionan sin tener alternativas ni recambio.

P. La expansión en el territorio es una prioridad del departamento. ¿Los nuevos centros de creación se especializarán por disciplinas o se repetirá el modelo?

R. No. La idea es trabajar desde la creación respondiendo a las necesidades del sector y, paralelamente, ver cuál es la vinculación territorial y cómo se pueden articular las dos cosas.

P. ¿Desaparecerá el instituto con el Consell de les Arts?

R. Es una posibilidad.

P. Es decir, ¿todo este trabajo sólo para dos años?

R. Estamos trabajando pensado a corto y medio plazo, pero conscientes de que era algo urgente y muy necesario.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 15 de noviembre de 2004