Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rabat solicita a la UE ayuda para luchar contra el terrorismo

La Unión Europea quiere "fortalecer la cooperación" con Marruecos en la lucha contra el terrorismo y estudia de qué forma puede ayudar a ese país en su proyecto de establecer una unidad de inteligencia que se centrará en la cuestión de la financiación de los grupos terroristas. El coordinador de la UE de la lucha contra el terrorismo, Gijs De Vries, afirmó ayer en una rueda de prensa con el director del Comité contra el Terrorismo de Naciones Unidas, Javier Rupérez, que Marruecos "ha pedido ayuda" a la UE para mejorar sus capacidades en la lucha contra la financiación del terrorismo.

Rabat está desarrollando una unidad de inteligencia y necesita expertos, infraestructuras y programas informáticos, explicó el responsable comunitario. Por ello, la UE estudia ahora de qué forma ayudar a Marruecos en esa iniciativa. La asistencia al país magrebí se inscribe en la política de vecindad de la UE con el Mediterráneo y en la decisión de establecer una "relación privilegiada" con algunos de esos países -Marruecos, Túnez, Mauritania, Egipto y Argelia-.

Sobre las relaciones de la UE con terceros países en la lucha contra el terrorismo, De Vries también destacó las discusiones que se están manteniendo con Indonesia sobre el control de fronteras. El coordinador europeo, que visitó recientemente ese país, resaltó la puesta en marcha de un centro regional para fortalecer las capacidades de los policías para que desarrollen su labor respetando los derechos humanos.

Vínculo, pero prematuro

Preguntado por el dinero que se destina a la cooperación antiterrorista, De Vries dijo que la Unión ya está "gastando un montón de dinero en la ayuda a países del Mediterráneo y del este de Europa" y, aunque no precisó cifras, afirmó que se trata de "muchos, muchos millones" de euros.

De Vries, por otro lado, consideró "prematuro" especular con un vínculo entre los atentados del 11 de marzo en Madrid y el reciente asesinato del cineasta holandés Theo Van Gogh. "Las investigaciones están llevando su curso y es políticamente prematuro para cualquiera especular las causas específicas de este asesinato", manifestó. "Hay un vínculo pero, más allá de ello, no quiero especular sobre las causas del asesinato de Van Gogh", subrayó.

Por su parte, Rupérez dejó claro que la ONU no quiere imitar a la UE en su lucha antiterrorista, sino buscar el mismo grado de colaboración internacional contra este fenómeno que el que existe entre los Veinticinco. "Naciones Unidas tiene que trabajar con las organizaciones regionales. La ONU es indispensable en la esfera internacional y utiliza la legitimidad que tiene para sentar las líneas básicas de comportamiento de los Estados miembros", apuntó a la prensa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 10 de noviembre de 2004