Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

L'Hospitalet multará a los dueños de perros que no recojan los excrementos

El Ayuntamiento de L'Hospitalet quiere endurecer las sanciones contra las actitudes incívicas y negligentes de un sector de los ciudadanos que según su alcalde, el socialista Celestino Corbacho, son "una minoría". Así, el equipo de gobierno municipal ha anunciado que a finales de año presentará para su aprobación una actualizada ordenanza sobre civismo que incrementará las sanciones, que en el caso de los propietarios de perros que no recojan los excrementos de los animales podrán ascender a 750 euros.

Otra novedad de la renovación de la normativa será la prohibición de colocar octavillas publicitarias en los parabrisas de los vehículos. Según el alcalde, la Guardia Urbana tendrá como misión primordial sancionar a las personas que no mantengan limpia la ciudad, y ha dado órdenes personales al departamento de recaudación para que las multas se ejecuten "hasta sus últimas consecuencias"; eso sí, aclarando que el afán no es recaudatorio, sino disuasorio.

De hecho, el Ayuntamiento ha presentado recientemente una nueva campaña de sensibilización ciudadana para combatir las actitudes incívicas que se centrará en la primera fase en la obligatoriedad de retirar de la vía pública los excrementos de los perros. La campaña, que comenzó el pasado 29 de octubre, se abrirá próximamente a cuestiones como la publicidad incontrolada, los actos vandálicos contra el mobiliario urbano, las pintadas en las fachadas y espacios públicos, la contaminación acústica y el mantenimiento de una ciudad limpia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de noviembre de 2004