Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una ONG afirma que 3.800 alumnos 'sin papeles' se quedarán sin el título de secundaria

Los 3.800 inmigrantes sin papeles que estudian enseñanza secundaria no obligatoria (bachillerato y formación profesional) en la Comunidad de Madrid no obtendrán el título cuando terminen sus estudios, según afirma la ONG Asociación América-España (Aesco).

Así lo admite la Consejería de Educación, pero señala que eso no depende de ella, ya que "la Comunidad de Madrid expide los títulos, pero con la autorización del Ministerio de Educación". Y la Ley de Extranjería, según asegura la consejería, impide que se les dé el título a los estudiantes que no tengan regularizada su situación en España.

La consejería respondió ayer de esta manera a las acusaciones de Aesco, que aseguró ayer que, de acuerdo con la instrucción del pasado 30 agosto de la viceconsejera de Educación, Carmen González, en la que se les explicaba a los centros de enseñanza secundaria no obligatoria las instrucciones de matriculación, no podrían admitir a los inmigrantes que careciesen de número de identificación de extranjeros (NIE), permiso de residencia o visado de estudios. La asociación afirmó que estas instrucciones vulneran el artículo 9 de la Ley de Extranjería, que obliga a dar educación a todos los menores hasta los 18 años.

Si bien las instrucciones del 20 de agosto impedían estas matrículas, la viceconsejera mandó una orden el pasado 24 de septiembre para que los responsables de los centros de enseñanza admitieran a los sin papeles que acreditasen que habían obtenido el título de graduado en Enseñanza Secundaria Obligatoria. Según explicó Carmen González, con esa matrícula los jóvenes podrán desplazarse hasta la delegación que corresponda del Ministerio de Interior para solicitar ese visado de estudios, "que no es difícil de conseguir", añadió.

Pero para acceder finalmente al título de bachiller o de formación profesional, explican fuentes de la consejería, es necesario estar en posesión del permiso de residencia, según la Ley de Extranjería. Papeles que el estudiante tendrá que conseguir en el transcurso de su titulación.

Casos concretos

La asociación Aesco también señaló el caso concreto de una alumna colombiana, Tania Lucero, a la que se le ha impedido matricularse en primero de bachillerato, habiendo terminado su educación obligatoria. Además, la asociación se quejó de que éste no es un caso aislado, por lo que anunció que tomaría medidas penales contra los centros que no hayan admitido a los jóvenes sin papeles.

La Consejería de Educación, por su parte, negó que los centros hayan rechazado de forma generalizada a los estudiantes extranjeros no regularizados, señalando la orden que siguió a la publicación de las instrucciones. Además, insistió en que si la asociación conoce algún caso de este tipo, "debe denunciarlo", y la Administración tomará las medidas oportunas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de octubre de 2004