Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Consejo de Ministros autoriza a Zapatero a firmar la Constitución europea

El Consejo de Estado aconseja que el Constitucional diga si hay que cambiar la Carta Magna

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, resaltó ayer la importancia del referéndum sobre la Constitución europea que España celebrará el 20 de febrero de 2005 porque, al ser el primero, "influirá en países de la UE con refrendos posteriores". Fernández de la Vega, junto con el ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, llamó a la participación en el referéndum de ratificación de la Constitución europea, tras la celebración del Consejo de Ministros que ayer autorizó al presidente a firmar dicha Constitución el viernes en Roma.

El Consejo de Estado envió el jueves por la noche al Gobierno el informe preceptivo de autorización de la firma de la Constitución europea por el presidente del Ejecutivo el próximo viernes en Roma. Pero el informe del Consejo de Estado se pregunta, al final, si no es necesario modificar la Constitución española previamente a la ratificación de la Ley Fundamental europea para adecuarla, y aconseja consultar al Tribunal Constitucional. El Gobierno estudiará esta propuesta, según las fuentes consultadas, pero adelantó ayer que "ya está prevista una reforma constitucional esta misma legislatura en la que uno de sus objetivos precisamente es adecuar la Constitución española a la nueva Constitución europea".

Fernández de la Vega y Moratinos anunciaron, tras el Consejo de Ministros, la puesta en marcha de campañas de sensibilización para que los ciudadanos comprendan que "deben participar en un momento histórico y de construcción definitiva de Europa para la consolidación de sus propios derechos". El Gobierno concertará las campañas de sensibilización y divulgación con las comunidades autónomas, los sindicatos, los empresarios, las universidades y los medios de comunicación.

El Ejecutivo, alertado por la baja participación de la ciudadanía española en las elecciones europeas de junio este año, quiere evitar que se repita en el referéndum de la Constitución europea. Fernández de la Vega y Moratinos insistieron en los beneficios que la Constitución europea acarreará para los ciudadanos por la reafirmación de los valores de democracia, libertad y respeto a la pluralidad de la Unión Europea.

Moratinos aclaró que la Constitución europea no es un "texto más" en el "largo camino de la construcción europea ni un documento que los españoles puedan sentir lejano, como la mayoría de los tratados, sino un paso clave en la consolidación de sus derechos y compromisos como ciudadanos europeos que afrontan juntos los retos del siglo XXI".

Fernández de la Vega puso el acento en el papel de España ante Europa. "Europa mira ya a España, que puede situarse con esta oportunidad en la vanguardia de la construcción europea y en primera línea de avance hacia más libertad, democracia y solidaridad".

Moratinos definió la Constitución europea como "la Constitución de los ciudadanos" frente al "Tratado de los Estados" que, a su juicio, supuso el texto acordado en diciembre de 2000 en Niza. Resaltó también la aportación del texto a "la simplificación y mayor eficacia de la Unión Europea"

El ministro de Exteriores precisó que el Gobierno trabaja también a favor de que las comunidades autónomas participen en los Consejos de Ministros de la Unión Europea y en las reuniones de los representantes en Bruselas de los Estados de la Unión, así como para mejorar el reconocimiento de las lenguas cooficiales de España mediante una revisión del reglamento del régimen lingüístico.

Moratinos hizo estas consideraciones al hilo del comportamiento de CiU ante el referéndum sobre la Constitución europea. Aseguró que no tenía confirmación oficial sobre si se decantará por el voto favorable, pero insistió en que estaba trabajando en ello.

Círculo de Economía

El Círculo de Economía apeló ayer al "sentido de la responsabilidad del conjunto de fuerzas políticas para que el debate y la consulta acerca de la conveniencia del Tratado [de la Constitución] no se traduzca en una cuestión partididista". Esta institución, uno de los foros económicos más influyentes de España, considera que "pese a las reservas que pueda suscitar", la Constitución "merece ser valorada como un nuevo y gran avance" en el proceso de construcción europea, informa Serafí del Arco. El Círculo admite que el texto presenta "carencias ciertas" a la hora de recoger las "aspiraciones y sensibilidades de los ciudadanos", pero reúne, a su juicio, "los dos elementos claves que deben figurar en toda Carta Magna: una lista de derechos fundamentales y la organización de una estructura de gobierno".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de octubre de 2004