Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El jefe del Consell no responderá a la carta de Pla sobre la crisis industrial

El presidente de la Generalitat, Francisco Camps, no responderá a la carta enviada por el secretario general del PSPV, Joan Ignasi Pla, instándole a forjar un compromiso para mejorar la situación del sector industrial, parte del cual atraviesa por una situación de crisis.

El portavoz del Consell, el consejero Esteban González Pons, afirmó ayer: "La carta no tendrá respuesta porque responde a un estilo de política histérica". "Los socialistas valencianos se han instalado en el cuando peor todo mejor para ellos", dijo el consejero portavoz, que insistió repetidamente: "No hay crisis industrial, no hay ningún síntoma, pero parece que quieren que haya crisis en la industria". Esteban González Pons aseguró: "Tanto insistir acaba dañando la imagen de la industria valenciana". El consejero de Relaciones institucionales acusó a los socialistas valencianos de dañar la imagen de la industria sólo para hacer oposición política.

El secretario general del PSPV, Joan Ignasi Pla, remitió el jueves una carta al jefe del Consell en el que le instaba a lograr un "gran compromiso colectivo" para fortalecer el tejido industrial valenciano. La iniciativa tuvo lugar el mismo día que Francisco Camps excusó su asistencia a la sesión de control parlamentario, en la que Pla tenía previsto interpelar al presidente de la Generalitat sobre la situación industrial.

Conferencia de presidentes

González Pons aprovechó también su comparecencia tras el pleno del Consell para criticar con dureza la convocatoria de la Conferencia de Presidentes Autonómicos por parte del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. El consejero de Relaciones Institucionales, que al igual que el resto de consejeros autonómicos del PP criticó duramente la primera reunión preparatoria de la Conferencia de Presidentes Autonómicos por no presentar el Gobierno un orden del día con todas sus pretensiones detalladas, acusó ayer al ministro de Administraciones Públicas de no haber convocado otra reunión preparatoria que, según Estaban González Pons, estaba pactada.

Para el portavoz del Gobierno valenciano, la reunión de presidentes está relacionada con los acuerdos parlamentarios obtenidos por el PSOE para aprobar los presupuestos generales del Estado. El consejero cuestionó que la reunión sólo dure tres horas y que el Gobierno haya colocado la figura del Rey por el medio para que todos se hagan la foto. González Pons indicó que con sólo tres horas de reunión, al jefe del Consell, Francisco Camps, sólo le tocarán en el mejor de los casos dos minutos para intervenir. Interpelado por si Camps rechazaría la invitación si no estuviese previsto el almuerzo con el Rey, González Pons recalcó que el presidente de la Generalitat "asistirá a cualquier foro de debate".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de octubre de 2004