Los socialistas piden la renovación del Consejo de Administración de RTVE

El representante de CiU pertenece también al consejo de TV-3

Los representantes socialistas en el Consejo de Administración de RTVE plantearán en la reunión que se celebrará el próximo jueves la renovación de los integrantes del órgano de control del Ente Público, cuyo mandato expiró tras las elecciones del 14 de marzo. La designación de los nuevos vocales exige el acuerdo de las principales fuerzas políticas, ya que los elegidos han de contar con el respaldo de dos tercios del Congreso y del Senado.

Más información

Este sistema de nombramientos hace que el consejo de RTVE sea, en la práctica, un reflejo del Parlamento. Pero en estos momentos representa a la anterior legislatura, marcada por la mayoría absoluta del PP. Esta circunstancia ha hecho que la directora general, Carmen Caffarel, haya perdido todas las votaciones importantes, desde las que sometían a aprobación las líneas generales de programación de la temporada hasta el anteproyecto de presupuestos del Ente Público para 2005.

Tras la dimisión de Consuelo Álvarez de Toledo, el PP ha perdido un representante y ahora cuenta con cinco. El resto se los reparten el PSOE (cuatro), CiU (uno) y Coalición Canaria (uno). El consejero propuesto por CiU, Marc Puig, está en una situación peculiar ya que desde el pasado febrero pertenece también al Consejo de Administración de la Corporación Catalana de Radio y Televisión en representación del partido nacionalista.

Aunque algunas fuerzas políticos consideran que este doblete es incompatible, Puig sostiene que pertenecer al órgano de control de una cadena pública estatal (TVE) y otra autonómica (TV-3) no le ha planteado "conflicto de intereses", pese a que ambas compiten en un mismo mercado. Añade que el consejo de administración "es un órgano que no tiene funciones ejecutivas, sino que es una representación política" cuya misión consiste en "asegurar que una empresa pública no esté dominada por una única forma de ver las cosas".

Mientras no se modifique el Estatuto de RTVE, para la designación de los vocales del Consejo de Administración de RTVE es necesario un acuerdo entre el PSOE y el PP. Sin embargo, la ronda de contactos entre los portavoces parlamentarios de ambas formaciones, Alfredo Pérez Rubalcaba y Eduardo Zaplana, está en vía muerta.

Para intentar desbloquear la situación, el portavoz de los representantes socialistas, Miguel Ángel Sacaluga, solicitará en la reunión de esta semana al resto de los consejeros que respalden una resolución para solicitar a las Cortes el relevo de los actuales integrantes.

De los 12 miembros que forman el consejo, la mitad son elegidos por el Congreso y la otra mitad, por el Senado, mediante una mayoría de dos tercios de la cámara "entre personas de relevantes méritos profesionales". Según establece la ley que rige RTVE, cesarán en sus cargos al término de la legislatura, aunque seguirán ejerciendo sus funciones hasta la toma de posesión de los nuevos vocales.

Antes de empezar a discutir sobre nombres, PSOE y PP deberán ponerse de acuerdo en el reparto de las 12 plazas en juego. Fuentes del PP sostienen que no negociarán por debajo de cinco. El PSOE, a su vez, deberá llegar a pactos con las fuerzas minoritarias con las que tiene pactos de Gobierno. Los socialistas estudian también la posibilidad de esperar al dictamen del comité de sabios que estudia la reforma de los medios estatales, que ha recibido el encargo de definir, entre otras cuestiones, el modo de designación de los órganos directivos de RTVE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0018, 18 de octubre de 2004.

Lo más visto en...

Top 50