_
_
_
_
_

Los empleados de Izar en San Fernando lanzan huevos, tomates y petardos a la sede del PSOE

Los trabajadores vuelven a protestar contra los planes para el astillero gaditano

No hubo asalto de la sede del PSOE como ocurrió en 1995, pero si una lluvia de huevos, tomates y petardos que impactaron contra la fachada de la casa socialista en San Fernando. Unos 500 trabajadores de la factoría isleña abuchearon a un grupo de dirigentes locales del mencionado partido, les bloquearon la salida al volcar un contenedor lleno de basura en la entrada y arrancaron una pancarta en la que se podía leer "Bazán no se cierra". Los empleados protestan contra el plan de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), propietaria de Izar, para el asillero.

Los sindicatos y la SEPI retoman hoy las negociaciones. Las partes discutirán sobre el último plan, la creación de un holding que agrupe a todas las plantas, pero con una división interna entre los centros militares (con capital público) y civiles (en los que se permite la entrada de capital privado).

Los trabajadores isleños rechazaron ayer durante una hora en la calle el posible paso a la actividad civil. Aunque los ánimos se calentaron en algunos momentos, la policía, que aguardó en cinco furgones a unos 500 metros de la manifestación, no intervino. Al final de la protesta, la sede socialista sufrió la rotura de algunas ventanas por el lanzamiento de piedras.

La petición de los trabajadores fue asumida por el consejero de Empleo, Antonio Fernández, tras reunirse por la mañana con los presidentes de los comités de empresa de las cuatro factorías andaluzas. "La única unidad productiva de la Bahía de Cádiz debe permitir la existencia de los tres centros productivos dedicados al sector militar", dijo. En un intento por apaciguar los ánimos, el secretario de organización del PSOE andaluz, Luis Pizarro, hizo un llamamiento a la calma a los trabajadores. "La negociación no ha hecho más que empezar. Estoy convencido de que se concretará en breve la propuesta de Manuel Chaves de crear una única unidad de negocie que agrupe a las tres factorías de Cádiz", dijo Pizarro, quien acusó a la plataforma de alcaldes de no favorecer los contactos entre la SEPI y los sindicatos.

El secretario provincial del PSOE, Francisco González Cabañas, acusó a los alcaldes de Puerto Real, San Fernando y Cádiz, José Antonio Barroso (IU), Antonio Moreno (PA) y Teófila Martínez (PP), respectivamente, de ser "los responsables" de que la planta de San Fernando no se haya integrado en la división militar. "Con sus manifestaciones, han provocado el levantamiento de los astilleros de Ferrol y Sestao y que el documento de la SEPI no contemple a San Fernando totalmente militar", denunció.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_