Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Parlamento de Bolivia autoriza un juicio político contra el ex presidente Sánchez de Lozada

Gonzalo Sánchez de Lozada será el primer presidente constitucional de Bolivia sometido a un juicio político, junto a su Gabinete de 15 ministros, acusado de violar los derechos y garantías individuales consagradas en la Carta Magna. Tras casi 17 horas de debate, el Congreso aprobó, por 126 votos a favor y 13 en contra, la autorización a la Corte Suprema de Justicia para que abra un juicio denominado en este país andino "de responsabilidades" contra el ex presidente Sánchez de Lozada y sus colaboradores.

La decisión fue saludada por el presidente Carlos Mesa minutos después de conocerse el resultado de la votación, porque, dijo, "fortalece la democracia y renueva la fe ciudadana en sus instituciones". Las marchas de productores de coca, que avanzan hacia La Paz, continuarán a pesar de que el motivo de su protesta, el juicio al ex presidente, ha sido ya asumido por el Parlamento boliviano.

El conflicto social en Bolivia estalló en 2003 a raíz del anuncio de venta de gas a Estados Unidos a través de puertos chilenos. La protesta se plasmó en el bloqueo de carreteras y caminos, paros, cierre de mercados y manifestaciones en casi todo el país, y llegó a un punto culminante entre el 12 y 17 de octubre del año pasado, cuando se produjo un levantamiento vecinal en El Alto, la cuarta ciudad más poblada y la más pobre del país, que fue duramente reprimido por tropas militares con un balance de 58 muertos y más de 400 heridos de bala.

En la sesión parlamentaria que concluyó ayer los diputados pugnaron, en primera instancia, por llevar a juicio político al ex presidente y a dos de sus colaboradores: Carlos Sánchez Berzaín, ministro de Defensa, y Yerko Kukoc, del Interior, propuesta que no logró los dos tercios (105 votos de los 157 escaños).

Sin embargo, en la segunda vuelta, con 126 votos a favor, se incluyó a todo el Gabinete -que estaba integrado por representantes de los partidos Movimiento de la Izquierda Revolucionaria (MIR), de Jaime Paz Zamora; Nueva Fuerza Republicana (NFR), de Manfred Reyes Villa, y el Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), de Sánchez de Lozada- y se anuló así el intento del MIR y NFR de excluirse a toda costa del juicio político.

Uno de los diputados del MNR que defendió a Sánchez de Lozada recriminó a los ex socios gubernamentales señalando que todos habían saboreado "el dulce del poder y la repartición de pegas [cargos en la Administración pública], pero hoy no se quiere asumir responsabilidades".

Los parlamentarios leales al ex presidente Sánchez de Lozada, que reside en Estados Unidos, advirtieron de la insuficiencia de pruebas y los abogados defensores advirtieron de que no se están respetando los derechos de su cliente.

La Corte Suprema de Justicia condenó a 30 años de cárcel sin derecho a indulto al ex presidente de facto Luis García Meza, actualmente en el penal de máxima seguridad de Chonchocoro, en el páramo altiplánico de La Paz.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de octubre de 2004