Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
COLUMNA

Camps no se aclara

O no quiere que los valencianos nos aclaremos. El president rechazó formar parte de la Eurorregión propuesta por Maragall. "A los valencianos", afirmó, "esa eurorregión no nos interesa". Lo importante para nosotros es el "Eje de la Prosperidad" que pasa por Madrid-Valencia-Mallorca. ¡Vaya por Dios! En esas estábamos cuando el miércoles, en Girona, nuestro molt honorable explicó a los catalanes: 1) que él defendía el "eje mediterráneo" como el principal motor económico de España; 2) que entre ese "eje mediterráneo" y la eurorregión existen similitudes, pero que "la estrategia valenciana debe ser otra" (¿?). 3) que ese "eje mediterráneo" necesita una autovía gratuita como alternativa a la AP-7, y más y mejores infraestructuras; 4) que para alcanzar estas cosas sería conveniente negociar y ponerse de acuerdo con la Generalitat catalana para una actuación conjunta; y 5) que a pesar de todo, no piensa ir a reunirse, en Barcelona, el día 29, con los representantes de las regiones que forman parte, precisamente, de ese "eje mediterráneo" que tanto pondera y que son: Cataluña, Aragón, Baleares, Midi-Pyrénées y Languedoc-Rosellón. Reunión en que van a estudiar en qué condiciones se puede constituir la eurorregión. Su correligionario, el presidente de Baleares, Jaume Matas, más listo y menos acomplejado que Camps, sí ha anunciado su asistencia. No quiere perder ese barco si llega a ponerse a flote. Camps, a los catalanes les habla del "eje mediterráneo". A los valencianos nos marea con un "eje de la Prosperidad". Y en definitiva, ¿cuál es el proyecto de Camps para el País Valenciano? ¿Cómo vamos a quedar si la eurregión se pone en marcha? ¿Cómo afrontamos el reto que supone la UE con su ampliación a 25 estados? En Europa se va a afrontar ese reto, ya se está haciendo, mediante la creación de las eurorregiones, de ámbito estatal o transfronterizo. ¿Y qué va a hacer el señor Camps con los valencianos? ¿Dejarnos situados en el centro de la "centralidad" del arco mediterráneo, más solos que la una? ¿Y las élites empresariales qué dicen? ¿O con el ladrillo ya tienen bastante?

fburguera@inves.es

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de octubre de 2004