Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rojo defiende el cambio del Senado para implicar más a las autonomías en la política estatal

El presidente del Senado, el socialista Javier Rojo, dio ayer numerosas razones que, en su opinión, justifican la reforma de la Cámara alta, uno de los proyectos del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Rojo, que pronunció una conferencia en el Ateneo de Sevilla, destacó que la reforma del Senado para convertirla en una verdadera Cámara de representación territorial permitirá que las comunidades autónomas se impliquen más en la formación de la voluntad estatal.

Rojo, presentado por el alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, quiso ahuyentar todas las dudas que surgen sobre una reforma constitucional para cambiar el funcionamiento del Senado. "La reforma del Senado no pone en peligro nada", dijo Rojo, quien en su intervención hizo distintas apelaciones al consenso que rigió en la transición española para abordar las nuevas reformas. "Tenemos que preparar España para los próximos 25 años", afirmó.

Entre otras cuestiones, destacó que el Senado puede ser el sitio idóneo donde se debatan leyes que afecten de forma directa a las comunidades autónomas, sobre las decisiones de la Unión Europa que tengan su proyección sobre las regiones y se discuta sobre la financiación autonómica. En este punto, destacó que el que las comunidades puedan debatir en el Senado sobre sus recursos económicos será "garantía de la cohesión territorial, de la solidaridad y de la igualdad".

También hizo hincapié Rojo en que de esta manera se producirá una mayor integración de las autonomías en la conformación de la voluntad estatal y se podrán espantar los proyectos "soberanistas", en alusión al plan del lehendakari, Juan José Ibarretxe. Rojo considera que el Senado puede ser la institución adecuada para debatir sobre los Estatutos de Autonomía e hizo referencia a que también se pueda hablar de temas como la deuda histórica.

Conferencia de Clavero

Por otra parte, el ex ministro y catedrático de Derecho Administrativo Manuel Clavero advirtió en otra conferencia, pronunciada en el club Antares de Sevilla, que, ante las reformas de la Constitución y los estatutos de autonomía, "Andalucía no puede ser menos que la que más sea", informa Efe. El catedrático, promotor de la plataforma Andaluces levantaos, aseguró que "lo que se incluya y apruebe por las Cortes en los Estatutos vasco y catalán no le podrá ser negado a Andalucía", ya que de ser así, la comunidad andaluza perdería lo que ganó el 28 de febrero de 1980, fecha en la que la región optó a su autonomía plena ganándola en las urnas.

En cuanto a la reforma del Senado, dijo que Andalucía debe aspirar a que el número de sus senadores este en relación con su población y a que no existan senadores que tengan privilegios o facultades que no tengan los andaluces, advirtió Clavero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de octubre de 2004