Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Frontones como escultura, o viceversa

Azkoitia se inspira en Oteiza para construir el mayor centro de la pelota de Euskadi

El deporte al servicio del arte, o a la inversa. Seis frontones que forman una grandiosa escultura, o una escultura con forma de frontones. Azkoitia, donde la pelota es objeto de culto -es el municipio natal del legendario Atano III (1904-2001)-, albergará un gigantesco entramado deportivo-escultórico inspirado en la obra del artista Jorge Oteiza, que pretende erigirse en una referencia mundial para esta especialidad autóctona. El proyecto se llama Frontones en homenaje a Oteiza.

El arquitecto Carlos López de Ceballos y el escultor Antón Mendizabal han creado para Azkoitia un conjunto arquitectónico compuesto por seis frontones y una plaza libre para el juego del rebote, además de un edificio central que acogerá el museo de la pelota vasca. Han rescatado una idea que esbozó Oteiza en el prólogo del libro Pelota, pelotari, frontón, de Miguel Pelay Orozco. En enero comenzará la construcción de los seis frontones concatenados y en forma de cajas oteizianas. Cada instalación representará una modalidad de la pelota (mano, pala, cesta, trinquete...) y llevará el nombre de los territorios de Euskadi, Navarra y el País Vasco francés.

El coste de los seis frontones asciende a 3,4 millones de euros. La Diputación de Guipúzcoa aprobó ayer destinar al proyecto 1,7 millones; el resto corresponderá al Ayuntamiento de Azkoitia y a la Kutxa. En una segunda fase se construirá la plaza libre, una especialidad típica de Iparralde y que en Guipúzcoa sólo se practica en Zubieta (San Sebastián) y Villabona. El plan culminará con la apertura del museo de la pelota, que podría estar subvencionado por el Gobierno vasco.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 14 de octubre de 2004