El Estado Mayor de la Defensa rehúye entrar en la polémica

El secretario de Estado de Defensa, Francisco Pardo, y el jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), el general Félix Sanz Roldán, destacaron ayer que el desfile del día de la Fiesta Nacional logró cumplir su propósito de concordia y renunciaron a comentar la ausencia del embajador de EE UU, George L. Argyros.

Preguntados por esta última cuestión por los periodistas en los pasillos del Congreso, donde presentaron los presupuestos de sus respectivos departamentos, ambos coincidieron en no querer hacer comentarios. Pardo dijo que el Gobierno mantiene contactos frecuentes y quiere mantener una relación leal con EE UU como país aliado en el contexto internacional, pero "España es un país autónomo que tiene que defender los intereses de los ciudadanos españoles". En este ámbito, Pardo agregó: "Vamos a mantener una buena relación con EE UU y todos los países europeos".

Sanz Roldán tampoco quiso comentar la ausencia del embajador estadounidense, aunque afirmó que todos los agregados militares estaban invitados, y EE UU envió al desfile a su agregado militar.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS