ELECCIONES EN AFGANISTÁN

Satisfacción en EE UU, Alemania y Pakistán

La consejera de Seguridad de la Casa Blanca, Condoleezza Rice, reconoció ayer que en las elecciones de Afganistán se produjeron "dificultades" en la organización, pero concluyó que no afectarán a la legitimidad del escrutinio. "Hubo dificultades técnicas en la tinta utilizada, pero los organizadores de las elecciones presidenciales de Afganistán aseguran que no han afectado significativamente al proceso", declaró Rice a la cadena estadounidense Fox News. "Fue una jornada extraordinaria para el pueblo afgano y estas elecciones tendrán validez. Estoy segura".

De la misma opinión es el ministro alemán de Asuntos Exteriores, Joschka Fischer, quien manifestó en un comunicado que las elecciones tuvieron "un éxito enorme". "Es un paso importante hacia un Afganistán seguro, estable, libre y democrático", agregó.

Fischer también alabó el alto grado de participación y aseguró que una gran parte del pueblo afgano ha legitimado el proceso político, a pesar de las repetidas tentativas de sabotaje que se produjeron antes de las elecciones, a través de amenazas y agresiones. "El Gobierno [alemán] respeta la decisión de la comisión electoral afgana de continuar el proceso a pesar de las llamadas al boicoteo de ciertos candidatos", subrayó el ministro.

Por su parte, el primer ministro paquistaní, Shaukat Aziz, afirmó que los comicios afganos "abrirán la puerta a un futuro mejor" para el país. "Creemos que un Afganistán fuerte y estable es bueno para su pueblo, es bueno para nosotros y también para el mundo entero", añadió. "Pensamos que Hamid Karzai es un elemento de estabilidad para su país".

El primer ministro afirmó que Pakistán "apoya plenamente el proceso electoral" y que los problemas que hayan podido surgir durante las elecciones se arreglarán bajo la supervisión de la ONU.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS