VIOLENCIA EN ORIENTE PRÓXIMO

El Cairo intenta evitar un grave perjuicio para su sector turístico

El Gobierno egipcio se apresuró ayer a minimizar los efectos de los atentados en Taba para evitar un nuevo desplome del lucrativo negocio turístico como sucedió tras los atentados de Luxor de 1997, que se saldó con la muerte de 58 turistas extranjeros. Las autoridades intentan dejar bien claro que el ataque fue contra un grupo de turistas determinados, los israelíes, y que el hecho está relacionado directamente con el conflicto entre Palestina e Israel y no con el resurgimiento de grupos integristas egipcios.

"El incidente ha afectado a un grupo específico de turistas...", dijo ayer el ministro del Turismo egipcio, Ahmed el-Maghrabi. "Ha sido un incidente muy dirigido que no debería tener un efecto general sobre todo el sector", añadió. El ministro citó el ejemplo de los atentados del año pasado en Casablanca, que apenas afectaron al turismo en Marruecos o a la economía del país en general.

Egipto ha tardado unos cuatro años en recuperar la confianza de los turistas extranjeros a golpe de ofertas y mano dura con la seguridad. Entre el año pasado y lo que va de año, el país logró una cifra récord de 7,5 millones de visitantes y recaudó divisas extranjeras por valor de 5.800 millones de dólares. El país necesita de este dinero para mantener en equilibrio su balanza por cuenta corriente (que refleja los ingresos y pagos por operaciones comerciales, servicios, rentas y transferencias) y respaldar el valor de su moneda, la libra egipcia.

Por el momento, el mensaje de las agencias turísticas y compañías aéreas europeas alivia la preocupación egipcia. TUI y Thomas Cook, dos grandes agencias europeas, afirmaron ayer que no vislumbran un impacto negativo en el turismo con destino a Egipto, en línea con lo que también opinaron los responsables de Viajes Halcón. Por su parte, grandes aerolíneas como Iberia, KLM y Air France confirmaron que mantienen sus vuelos regulares y chárter a la zona.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS