Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gil Bera logra que por primera vez el premio en castellano sea para un ensayo

Eduardo Gil Bera (Tudela, 1957) ha logrado con su obra Historia de las malas ideas un hecho inédito desde que los Premios Euskadi de Literatura iniciaron su segunda etapa en 1997: que el jurado otorgue por primera vez a un ensayo el galardón en la modalidad de castellano (14.142 euros en metálico y 3.535 para la traducción a otro idioma). La clave ha estado, según el jurado, en su "originalidad". En el libro, publicado por Destino, Gil Bera sostiene que el miedo es el motor de la acción humana.

"Yo no podía esperar en absoluto este premio, aunque el libro vaya bien [ya se ha agotado la primera edición], porque no es nada complaciente y nada fácil", reconoció el escritor navarro, ganador en 2002 del Premio Nacional de Novela Histórica Alfonso X por Torralba. En su ensayo desarrolla "toda una genealogía del miedo como elemento inherente y definitorio del ser humano desde sus orígenes. Del terror como el verdadero y único Dios", explicó Juan José Lanz, miembro del jurado. Y plantea así, frente a la lectura optimista de la Ilustración y sus consecuencias, "una argumentación negativa de los ideales ilustrados desde una investigación histórica que combina la erudición original, presentada de un modo amable e iluminador, con una serie de elementos lingüísticos y antropológicos". Eso es precisamente, según el tribunal, lo que ha hecho merecedor del premio a un autor que creee realmente en que es el miedo lo que mueve el mundo. "Por miedo se hacen muchas cosas y no sólo negativas. De hecho, toda la civilización, el arte, casi todos los avances se deben al miedo; desde el miedo al frío hasta el miedo a que le maten a uno". ¿Tiene para usted más fuerza que el amor? "Sí, es mucho más fuerte que el amor", contestó.

Gil Bera, prolífico autor de ensayos tanto en euskera como en castellano y traductor de obras de autores como Rilke al vasco, tiene un currículum jalonado de premios literarios en los dos idiomas. En el último escalón en el camino hacia el Euskadi de Literatura, ha competido con Fernando Marías (La mujer de las alas grises); Luis Durán (Antoine de las tormentas); Fernando Luis Chivite (La fuga de todo) y Eli Tolaretxipi (Los lazos del número).

'Osaba Bin Floren'

El premio se dio a conocer ayer en un acto en el que también se hizo público el nombre del ganador en la categoría de literatura infantil y juvenil: José María Olaizola, Txiliku (Zarautz, 1951) por Osaba Bin Floren. ¿Por qué ha cautivado al jurado? "Porque, bebiendo de la tradición del contar cuentos, tiene aspectos muy innovadores", sentenció la escritora y presidenta del jurado Maite Esnal. Txiliku "ha escrito el cuento de los cuentos", añadió. Y con él ha ganado 10.607 euros y 2.475 para traducirlo a otro idioma. "Todavía no he pensado a cuál", afirmó el escritor.

El libro -inspirado en Las mil y una noches, la segunda parte de Robinson Crusoe y en un pequeño atlas, según relató el autor- introduce al joven lector en un mundo mágico a través de la figura del tío Florentino, convertido en Bin Floren el día en que se pega un coscorrón y el médico le venda la cabeza a modo de turbante. Sin moverse de su cama empieza a contar un cuento tras otro y funde así el mundo del caserío con la tradición oral. "Es una obra que introduce al niño en un mundo fantástico y le lleva a viajar por la literatura", subrayó Esnal. "Los mayores que quieran iniciar a los más pequeños en la lectura tienen en él el libro perfecto".

Olaizola, autor de infinidad de libros dirigidos al público infantil y juvenil, recibirá junto a Gil Bera su premios en un acto que se celebrará el 23 de noviembre en la sede de Lehendakaritza de Vitoria. En él serán también protagonistas los dos galardonados en las modalidades de Literatura en Euskera y Traducción, cuyos nombres se conocerán la próxima semana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de octubre de 2004