Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mary Nash reivindica el papel de la mujer en el Tercer Mundo

La escritora Mary Nash (Lemererik, Irlanda, 1946) reivindica en Mujeres en el mundo. Historia, retos y movimientos (Alianza) el papel de las mujeres del Tercer Mundo que se han visto obligadas a vivir el feminismo desde una óptica occidental. "El movimiento de mujeres occidentales ha impuesto un modelo determinado que se rige con unos esquemas y unos valores que no tienen que ser compartidos por las mujeres que viven en otras partes del mundo", indicó Nash.

En el ensayo, la autora estudia los movimientos de las mujeres a lo largo de los siglos XIX y XX en su lucha por la conquista de sus derechos y libertades fundamentales. Pionera en estudios sobre la mujer, cree que en su obra "ha intentado reflejar cómo desde culturas como la árabe se ha cuestionado el modelo hegemónico occidental". Además, cree que es importante reconocer las diferencias. "Lo que hay que reconocer es esa diversidad de caminos y de estrategias que tienen las mujeres. No podemos afianzar nuestra sociedad actual si hay un desconocimiento de lo que es la 'otra' y, sobre todo, si hay una valoración negativa de antemano o una valoración en términos de progreso-atraso".

Dos últimos siglos

La autora escribe sobre los encuentros y desencuentros que han existido entre las mujeres en los procesos de liberación que han protagonizado en los dos últimos siglos. "Hubo división entre las sufragistas belicistas y las pacifistas durante la Primera Guerra Mundial, y hubo confrontación entre las partidarias de la doble lucha feminista y política y las promotoras de una única lucha feminista durante la transición española o las posturas diferentes sobre el uso del velo y la emancipación femenina en el mundo árabe. Sin embargo, a pesar de las diferencias hubo momentos de encuentro y diálogo para alcanzar objetivos comunes".

El libro, según su autora, es "muy ambicioso, incluso utópico, pero fue un reto que era necesario que afrontase, primero por el desconocimiento y luego porque hay mucho que aprender. Uno de los objetivos era poner de relieve la diversidad y la pluralidad".

Habló también del cambio que ha sufrido la mujer en España y cree que la última década ha sido importante: señala como uno de los escollos sin resolver "la violencia de género. El reto es ir más allá de la ley y plantear cuáles son los valores sociales y culturales de la imagen que tenemos de la mujer".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 2 de octubre de 2004