Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno quiere que Euskadi se autoabastezca de energía en 2010

Sólo 500 de los 5.000 millones del plan energético serán públicos

El Gobierno quiere aprobar este mes el plan energético 2005-2010, cuyo objetivo declarado es lograr el autoabastecimiento. El viceconsejero de Industria y Energía, José Ignacio Zudaire, confirmó ayer lo que ya adelantó el anterior consejero, Josu Jon Imaz hace un año: la transformación de Euskadi en una comunidad que produce tanta energía como la que consume, cuando en 2000 importaba el 73% del total. Para conseguir este objetivo se prevén unas inversiones de 5.000 millones de euros, de los únicamente un 10%, 500 millones, serán de carácter público.

El viceconsejero realizó este anuncio durante su intervención en el Foro Cluster de Energía 2004, celebrado ayer en Bilbao con la presencia de representantes de la UE, de la Agencia Internacional de la Energía, y de prestigiosos centros de investigación norteamericanos. El cluster está formado por unas 80 de las empresas vascas más significativas que se dedican a la generación eléctrica y a la construcción de equipos.

Una de las bases para conseguir el autoabastecimiento, explicó Zudaire, es la sustitución de las centrales térmicas que todavía siguen funcionando con carbón por plantas de ciclo combinado -la generación de electricidad con gas natural- y reducir drásticamente la dependencia del petróleo, en favor del gas natural y las energías renovables.

El ascenso del gas

El eje del plan para 2010 es el desplazamiento del petróleo por el gas natural, una fuente menos contaminante, como combustible principal para la generación eléctrica. Según señaló Zudaire, el propósito del Gobierno pasa por reducir la tasa de uso del petróleo del actual 50% al 36%, y que el gas natural salte del 22% hasta el 52% dentro de seis años. Al mismo tiempo, las energías renovables, que suponen hoy sólo un 4% de la producción, deben aumentar su peso hasta el 12%, mientras que el carbón bajará del 8% al 2%.

La búsqueda del autoabastecimiento energético ya venía enunciado en el anterior plan 1996-2005, que para el próximo año tendrá en marcha el 90% de los proyectos de generación. Salvo la planta de ciclo combinado de Petronor en Muskiz, ligada al proyecto de IGCC de tratamiento de residuos de refinería, que se ha frustrado, los demás proyectos están funcionando ya o se encuentran en fase de pruebas. La central de ciclo combinado de Bahía Vizcaya Electricidad entró en funcionamiento en febrero de 2003 como el primer pilar de aquel plan, y poco después se sumó la planta regasificadora Bilbao Vizcaya Gas, también en Zierbena. La privatización de Naturcorp, ha servido, entre otros objetivos, ha servido para financiar la participación pública en nuevos proyectos energéticos. Están en pruebas las plantas de ciclo combinado de ESB en Amorebieta, la de Iberdrola en Santurtzi, y la incineradora de Zabalgarbi en Bilbao.

"En el 2000 importábamos el 73% de la energía eléctrica que consumíamos y se trata, ahora, de no importar. La estrategia es el autoabastecimiento eléctrico, producir en el país el conjunto de la energía eléctrica que se va a consumir", explicó Zudaire.

Las inversiones necesarias para conseguir esos objetivos se cifran en unos 5.000 millones de euros, de los que el 10% serán de origen público. El plan para 2010 señala como objetivos el cierre de las térmicas convencionales (de carbón y fuel) y la puesta en marcha de nuevas plantas de ciclos combinados, así como el refuerzo en la red de transporte y de distribución eléctricas.

En el caso del gas natural, se apuesta por la mejora de las interconexiones transfronterizas, el refuerzo de la red de transporte y la ampliación de las redes de distribución. Finalmente, en el caso de los productos petrolíferos se propone proporcionar más instalaciones de almacenamiento e introducir mejoras en el refino, así como aumentar la actividad exploratoria de posibles yacimientos de hidrocarburos en la costa.

Desarrollo sostenible

El plan, denominado Estrategia Energética Euskadi, 3E-2010, hacia un desarrollo energético sostenible, vincula el cambio de escenario energético a los compromisos de Kioto en materia de emisiones de gases de efecto invernadero. Es lo que denomina un desarrollo sostenible y respetuoso con el medio ambiente. "Hay que socializar la idea de que un desarrollo sostenible se consigue también con un sector energético potente, y tenemos que empujar esa idea", declaró Zudaire.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de octubre de 2004