Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA REFORMA EDUCATIVA

El PP afirma que la reforma va a "empobrecer" la secundaria

Los populares dicen que se repiten "los mismos errores" que en la LOGSE

El Partido Popular afirmó ayer que la reforma educativa va a "empobrecer seriamente" la educación secundaria. Los consejeros de Educación del PP indicaron que las propuestas del Ejecutivo no justifican la paralización de la Ley Orgánica de Calidad de la Educación (LOCE), implantada por el anterior Gobierno popular. El PP acusó al Gobierno de "falta de criterio" sobre la asignatura de religión.

Eugenio Nasarre, portavoz de Educación del PP en el Congreso, indicó: "Nos preocupa especialmente que el documento está impregnado de los mismos errores conceptuales que la LOGSE [Ley Orgánica de Ordenación General del Sistema Educativo, impulsada en los años noventa por los gobiernos socialistas]".

En cuanto a la educación secundaria, el PP considera que el sistema de optativas propuesto es "confuso" y no contribuirá a la formación que necesitan los escolares. Tampoco está de acuerdo el Partido Popular con el previsible aplazamiento, en un año, de los programas de iniciación profesional.

El primer partido de la oposición acusa al PSOE de "falta de criterio" respecto a la asignatura de Religión. Los populares defienden que la formación religiosa de carácter confesional "quede garantizada" a todas las familias que voluntariamente lo soliciten, "tal como establece la Constitución", y en condiciones "equiparables al resto de las materias".

Por otra parte, los consejeros de Educación de las comunidades gobernadas por el PP se mostraron contrariados con la propuesta del ministerio. El consejero de la Comunidad de Madrid, Luis Peral, que habló como portavoz de todos ellos, señaló que "para este viaje no hacía falta paralizar la LOCE". "Hablar ahora de programas flexible y diversificados a partir de 3º de la ESO es lo mismo que hacerlo de los itinerarios que planteaba la Ley de Calidad".

Respecto a la propuesta sobre la clase de Religión, Peral sostuvo que el Gobierno está mandando mensajes en favor de un creciente "laicismo". Y advirtió de que si la asignatura de Religión se coloca en un horario inadecuado dentro de la jornada lectiva, se convertirá en realidad en una clase maría. Peral recordó que el 75% de los padres de centros públicos elige Religión y no la asignatura alternativa para sus hijos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 28 de septiembre de 2004