Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un estudio resalta que aprobar las leyes educativas con consenso favorece al resto de las políticas

El consenso en las reformas educativas "influye de forma determinante en el desarrollo del resto de las políticas que ponga en marcha un Gobierno". Además, la opinión pública "es muy permeable a cambiar de opinión en relación con las políticas educativas, y éstas se encuentran entre las que más protestas sociales pueden desencadenar". Éstas son algunas de las conclusiones a las que llega el estudio Igualdad de oportunidades educativas. La experiencia socialdemócrata española y francesa, realizado por la socióloga, experta en política educativa y profesora de Sociología María Fernández Mellizo-Soto, y que acaba de publicar Ediciones Pomares.

La autora analiza las diferencias en la utilización del concepto de "igualdad de oportunidades" por los gobiernos de izquierda y derecha para defender sus respectivas políticas. "La igualdad de oportunidades meritocrática que defienden los conservadores considera que el talento debe influir en el nivel educativo alcanzado por los individuos y que, por tanto, los alumnos con talento deben recibir más y mejor educación", explica la autora. Sin embargo, "la igualdad de oportunidades compensatoria que defienden los socialistas considera que ni la riqueza ni el talento deben influir en el nivel educativo y que deben darse más recursos educativos a los alumnos con desventajas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 20 de septiembre de 2004