Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alitalia avanza en su reestructuración con el despido de 2.500 empleados

Tras el acuerdo con los pilotos, la dirección de Alitalia concluyó ayer de madrugada la negociación con los sindicatos del personal de tierra, que aceptaron 2.500 despidos (la propuesta inicial era de 3.500), la congelación de los salarios durante dos años y el bloqueo del fondo de previsión social durante el mismo periodo, para evitar la quiebra de la compañía. Según cálculos de la dirección, el acuerdo con el personal de tierra iba a suponer un ahorro de 150 millones de euros entre 2005 y 2006.

Quedaba abierta la tercera fase de la negociación, la que afectaba a los auxiliares de vuelo. El administrador delegado, Giancarlo Cimoli, proponía 1.409 despidos, casi un tercio de los auxiliares, y las mismas renuncias salariales que había aceptado el personal de tierra. Los pilotos, por su parte, también habían asumido despidos (289 en total), un sustancial aumento de la jornada y un sistema salarial basado en la productividad que, como media, iba a reducir los sueldos en un 20%. El plazo del ultimátum de Alitalia a los sindicatos para llegar a un acuerdo sobre el plan de viabilidad concluyó el miércoles a medianoche, pero se decidió ampliarlo hasta que finalizasen las conversaciones con los auxiliares de vuelo.

Cimoli, convencido de que la negociación culminaría con éxito, convocó para el próximo lunes al Consejo de Administración de Alitalia, cuyo accionista mayoritario es el Estado italiano, con el fin de que refrendara los acuerdos y articulara el sistema de "amortiguadores sociales" exigido por los sindicatos como condición indispensable para asumir definitivamente el resultado de las negociaciones.

El principal "amortiguador" consistía en la absorción por parte de otras empresas estatales de una parte significativa del personal despedido de Alitalia. El presidente del Gobierno, Silvio Berlusconi, se mostraba favorable a la repesca de personal, pero la Liga Norte, uno de los socios de la coalición conservadora, se oponía de forma tajante.

Tras dos días de fuertes alzas bursátiles, Alitalia bajó ayer en Bolsa un 5%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de septiembre de 2004