Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy acusa al Gobierno de "jugar" con la tragedia del Yak-42

El secretario general del PP, Mariano Rajoy, salió ayer en defensa del ex ministro de Defensa Federico Trillo-Figueroa, a quien los familiares de los 62 militares españoles fallecidos en el accidente aéreo del Yakovlev 42 el 26 de mayo de 2003 en Turquía exigen que renuncie a su escaño de diputado. El informe definitivo sobre la identificación de los cadáveres desvela que los médicos enviados por Defensa a Turquía erraron en la identificación de los 30 cuerpos de los que se hicieron cargo.

"Trillo ya pidió disculpas cuando se conocieron hace un mes los tremendos errores que allí se cometieron", afirmó Rajoy en Huelva, donde visitó las localidades recientemente afectadas por incendios. El líder del PP dijo que "da la sensación de que, desde el actual Gobierno, se pretende jugar con los sentimientos de las familias".

"Federico Trillo ya no es un miembro del Gobierno", añadió. "Creo que el Ejecutivo debería preocuparse del futuro. Cuando accedimos al poder, nosotros no hicimos plenos sobre Roldán o sobre casos de corrupción. No revisamos la gestión del PSOE". Para Rajoy, remover el pasado no es bueno "ni para los familiares ni para los ciudadanos".

Rajoy indicó que el PP está a disposición de las familias de los militares fallecidos. "Entendemos la posición de los familiares porque esto es un tema terrorífico. Es poco lo que podemos hacer, pero nos mostramos dispuestos a apoyar al Gobierno en la concesión de ayudas, si no para reparar, porque es imposible, sí al menos para paliar el daño causado", añadió.

Mariano Rajoy rechazó la decisión del PSOE de celebrar un pleno en el Congreso sobre el caso del accidente aéreo. "No se puede estar constantemente debatiendo sobre el pasado. El tema del Yakovlev ya lo hemos debatido muchas veces. Juzgar la actuación de un Gobierno que ya no lo es no tiene precedentes en democracia", argumentó.

En la próxima entrevista con el presidente del Gobierno, afirmó, pedirá "seriedad" y "claridad" en los asuntos de Estado ante el "desbarajuste" y el "espectáculo" de sus ministros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 5 de septiembre de 2004