Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fallece uno de los 30 afectados por el brote de legionelosis en Barcelona

El Departamento de Salud de la Generalitat dio ayer por finalizado el brote de legionelosis que apareció a finales de julio en el barrio barcelonés de Vallcarca y que ha afectado a un total de 30 personas, una de las cuales murió el pasado sábado.

El fallecido era un anciano de 83 años, Ramon Mataró, que se hallaba en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona. Su hija Anna Maria contó ayer que desde el día 6 de agosto su padre se hallaba "intubado, inconsciente y no respondía al tratamiento". Anna María aseguró que su padre era un hombre "totalmente sano" antes de contagiarse por la bacteria y agregó que fumaba aunque desmintió que fuera " un gran fumador", como aseguró el director general de Salud Pública de la Generalitat, Antoni Plasencia.

La hija del único fallecido por el brote de legionela aseguró que está contactando con otros familiares de afectados para "iniciar acciones legales conjuntamente" contra las administraciones.

Ramon Mataró vivía en una calle cercana a la clínica Delfos, cuyas cuatro torres de refrigeración se apuntan como el origen del brote. El director general de Salud Pública explicó ayer que, aunque ya se ha abierto un expediente sancionador a la clínica, no se conocerá hasta dentro de unos días el resultado de las pruebas que han de confirmar la coincidencia entre las muestras de la bacteria halladas en las torres del centro con las de los pacientes. Si el resultado es positivo, la clínica, que no tenía declaradas las torres ante el Ayuntamiento, podría ser sancionada con una multa de hasta 6.000 euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 31 de agosto de 2004