Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tiroteado en Gaza un general palestino cercano a Arafat

Las investigaciones apuntan a un ajuste de cuentas interno

Un grupo de palestinos tiroteó ayer en una emboscada en la ciudad de Gaza al general Tareq Abu Rayab, leal al presidente Yasir Arafat y segundo del servicio de Información, cuando se dirigía a sus oficinas, en lo que parece ser un nuevo episodio de las luchas internas palestinas. Tras el ataque, el general quedó en estado crítico, mientras que dos de sus guardaespaldas murieron y otro fue herido.

La agresión contra Rayab abre varías vías de investigación, aunque la hipótesis más probable es la del ajuste de cuentas entre las facciones palestinas, a tenor de cómo se produjo el ataque: dos vehículos coordinados se aproximaron al coche de Rayab y tras ametrallarlo se dieron a la fuga, en sentidos opuestos.

La lucha por el poder, que derivó en un brote de anarquía en los territorios el pasado mes, se perfila como el motivo principal de la agresión contra Rayab, leal de Arafat y el segundo de a bordo de un servicio de espionaje en manos de Amin al Hindi, mano derecha de Mohamed Dahlán, que controla el 70% de los cuerpos de seguridad en la franja de Gaza y máximo opositor del rais palestino. Sin embargo, Rayab carece de "manchas" en su expediente y no ha sido señalado por los reformistas ni por los milicianos como corrupto. Una segunda hipótesis apunta a los negocios de importación de mercancías que posee, como motivo principal de la agresión.

Abu Rayab estuvo ejerciendo oficialmente de máximo responsable de los servicios de inteligencia desde mediados de julio, cuando Amin al Hindi presentó su dimisión a raíz del brote de anarquía que se produjo en los territorios, cese que Arafat jamás aceptó. Al Hindi no volvió desde entonces a su despacho. Sin embargo, mantuvo su condición de máximo responsable del espionaje entre bambalinas, ya que tras el amago de revuelta sin límites del pasado mes, el rais palestino aceptó, aunque sólo fuera formalmente, la reducción de 12 a tres de los cuerpos de seguridad. En ella, los cuerpos policiales se limitaban a policía, fuerzas de seguridad públicas (bajo la mirada atenta de Musa Arafat, primo del presidente) y espionaje militar, desde entonces en manos de Amin al Hindi.

Rashid Abu Shabak, jefe de seguridad preventiva en Gaza y leal a Dahlán, condenó el atentado: "Es un crimen sin sentido". En Ramala, Yibril Rayub, presidente del Consejo de Seguridad Nacional, pidió que las instituciones palestinas trabajen "para averiguar quién está detrás de este intento de asesinato".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 26 de agosto de 2004