Torelló acoge hoy una edición especial del U-Zona Reggae

Nadie duda de que es el festival más pintoresco y sorprendente de los que se realizan en España. A lo largo de 10 años de historia ha dado sobrados ejemplos de ello, y este año no podía ser menos. Si hasta hace unas semanas su celebración estaba en el alero, finalmente esta tarde a las 17.00 horas arranca en Torelló la undécima edición del U-Zona Reggae, festival que en boca de su organizador, Joan Senyer, "puede convocar a entre 10 y 10.000 personas". Lo cierto es que la de este año es una edición especial del U-Zona. Primero porque es más corta, durará unas 12 horas y actuarán "sólo" One Blood Sound System (con las voces de Lyricson, U Rie, MJR, Alce y Piló), Roots Generator, Makumba, Xerramequ Tiquismiquis, Muchachito y Tremendamente.

Segundo, porque no hay zona de acampada, y tercero porque Joan Senyer quiere que la de este año sea la última que organiza él solo. "¿Sabes qué ocurre?", se explica, "que uno se aburre al no poder discutir con nadie, y además te entran miedos y dudas que es mejor alejar con un equipo. Hay que recambiar las pilas del festival". Inicialmente pensó incluso en suspender la edición de este año; "pero el público se me echó encima diciendo que no les podía dejar colgados".

La revista Cáñamo, brindándole su apoyo para evitar la pérdida de la fiesta rasta, fue definitiva para que Torelló vuelva a oler a reggae un año más. Jaime Prats, portavoz de la publicación, indicó: "Es importante que no se pierda un festival como el U-Zona, con el que compartimos una misma filosofía". Prats no quiso adelantar si el próximo año la revista asumirá la organización del festival: "Aún es muy pronto para afirmar nada, ya que hemos de estudiar varios aspectos antes de tomar una decisión de tal envergadura".

Lo que es seguro es que si el U-Zona se vuelve a convocar en 2005, Joan Senyer seguirá en el meollo; "porque no me quiero desvincular del festival, aunque tampoco quiero montarlo yo solito", explica. En espera de acontecimientos, el U-Zona ha conseguido solventar este año uno de sus más acuciantes problemas: que la gente se cuele. ¿Solución? La explica Senyer: "La entrada cuesta 10 euros, y regalamos una consumición de 2 euros y un libro que cuesta 7. En realidad pagas 1 euro. Sale a cuenta no colarse".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS